Dice P!nk en los agradecimientos de su nuevo disco, que la lealtad de sus fans es una de las cosas más grandes de este mundo. Ella está agradecida por el cariño, y por eso no dudó en sacar todo lo que lleva dentro para conseguir que el Circus Krone de Munich se rindiera a sus pies.

Celebrities.es pudo ser testigo del concierto presentación de "The Truth about love", y estuvimos muy bien acompañados por Laura, la ganadora de nuestra web que consiguió su pase gracias a responder, de forma correcta, a la pregunta que os hicimos: ¿Qué curiosa habilidad tiene P!nk? En efecto, es saber escribir al revés. Finalmente el otro ganador, José Antonio Cortes, no pudo viajar con nosotros por un problema de salud de última hora.

Mientras Laura miraba a uno y otro lado, intentando confirmar que lo que estaba viviendo no era un sueño, las puertas del recinto se abrieron por fin. Allí nos encontramos, en la pista de un circo, muy cerca del escenario que en pocos minutos recibiría a P!nk.

Y salió, claro que salió, primero tocando la batería del fondo de escenario mientras las luces se encendían y los gritos se hacían protagonistas del circo. P!nk cantó, bailó, sonrió, habló con sus fans... demostrando una simpatía arrolladora. No dudó en coger todos los regalos que sobre el escenario caían, y de algunos de ellos hacía comentarios en el micrófono: "Oh, este peluche es para mi baby", "Vaya, galletas de whiskey"...

Los fans tenían regalos para ella, y ella para los fans. El principal, sus canciones. Sobre el escenario sonaron temas ya míticos para sus seguidores como "Dear Mr. President", "Sober", "Family Portrait", "So What" o "Who Knew".

Pero el objetivo del concierto era presentar el nuevo disco de la cantante. "The Truth about love", a la venta el 18 de septiembre, y no faltaron los nuevos temas, algunos de los cuales ya muy coreados por unos fans entragados: "Are We All We Are?", "Try", "True Love", "The Truth About Love" y, por supuesto, "Blow Me (One Last Kiss)".

Un concierto increíble que nos dejó muy buen sabor de boca y sólo una duda (o deseo) en el aire: ¿Cuando vienes a España P!nk?