Cuando llegan el calorazo, las visitas a la playa y los shorts, nuestras extremidades inferiores vuelven a la vida después del largo, larguísimo, invierno. Nos preocupamos más por ellas, y también se resecan más. Pero una piel cuidada 365 días al año, te permitirá olvidarte de prisas a la hora de enfundarte el bikini de moda.

¿El verano te ha pillado por sorpresa? Estás a tiempo. Te vamos a dar un par de claves para que empieces a enseñar pierna sin complejos:

Cada día hidrata tu piel.

Suena casi a consejo de madre, pero si quieres que tus piernas brillen aun después de un día de vuelta y vuelta playero, no hay nada mejor. Ahora bien, dependiendo de tu tipo de piel tendrás que ver qué productos encajan más contigo: leche corporal, manteca nutritiva para pieles más secas, o incluso aceites para pieles muy secas y sensibles.

Venus Breeze y Venus SPA Breeze hidratan tu piel mientras te depilas al incorporar barritas de gel en el cabezal. La depilación con Venus no duele, es rápida, es cómoda ¡y además hidratante!

Al menos un día a la semana, exfolia tu piel.

Eliminarás células muertas y evitarás que se enquiste el vello, además de conseguir un moreno más uniforme. ¿Te hemos convencido? Para exfoliar tus piernas, y el resto de tu cuerpo, puedes usar cualquiera de los productos que encontrarás en superficies comerciales. Pero también puedes usar métodos más caseros como el aceite y sal o miel, limón y azúcar. ¿Eres fan del café? Puedes mezclarlo con crema limpiadora y prepararte para una exfoliación con aromaterapia incluida ¡y gratis! No olvides exfoliarte siempre con la piel húmeda y un guante de crin.

¿Sabías que puedes exfoliar tu piel mientras te depilas? Sí, con tu maquinilla Venus favorita, olvídate del vello que te sobra y exfóliate en 5 minutos. Te invitamos a echar un ojo a nuestra sección de mitos y sabrás de qué te hablamos.

¿Planes? Mis piernas están listas.

#listaen5minutos #falsosmitos #notepierdasningunplan #piernasperfectas