Antonio Rojano

Publicidad

Creación Literaria

Antonio Rojano

"Furiosa Escandinavia", obra por la que se le concedió la Beca Leonardo al dramaturgo Antonio Rojano, bucea en temas como la memoria, el amor y la pérdida. Basada en la lectura de "En busca del tiempo perdido" de Marcel Proust, se centra en el abismo de una mujer que es abandonada y la llegada a su vida de un joven misterioso. Llevada al Teatro Español con dirección de Victor Velasco, "Furiosa Escandinava" representa un proyecto personal con la que el director afirma haber conseguido una cota importante de madurez, no realizada antes. “El apoyo de la Fundación BBVA me ha permitido conseguir esto. Es un viaje que se ha hecho realidad, y ha salido tal y como lo había planeado, es un proyecto que ha tenido muy buena suerte en su trayectoria posterior”, comenta Rojano.

Furiosa Escandinavia es una obra teatral dramática inspirada por una reinterpretación de "El camino de Swann", la primera parte de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust. “Una de las razones por las que elegí esta obra fue porque en 2014, cuando se me concedió la Beca Leonardo, se cumplían 101 años de la publicación del primer tomo, y quería hacer un homenaje a Proust. Además, en mi opinión, vivimos en un tiempo histórico que aparentemente quiere cambiar, y es el mismo vínculo que Proust marcó con esta novela, que refleja un cambio en la sociedad previo al siglo XX, y la I Guerra Mundial”, explica el dramaturgo.

Rojano lleva más de veinte obras escritas y algunos de los más importantes premios teatrales en su curriculum. Premio Calderón de la Barca en 2005 con "Sueños de arena", Premio Miguel Romero Esteo y el Premio Marqués de Bradomín en 2006 con "La decadencia en Varsovia", Premio Caja España de Teatro en 2009 con "El cementerio de neón". Después vendrían más estrenos hasta que ‘Furiosa Escandinavia’ se llevara el premio Lope de Vega en 2016.

Publicidad

Ad