Nos confiesa que el rincón favorito de su casa es la habitación, especialmente el espejo con marco dorado que preside la estancia. Hay piezas a las que les guarda especial cariño porque son piezas antiguas que él mismo ha transformado, como por ejemplo las sillas del comedor, que heredó de casa de sus padres.

"El buen gusto es algo intrínseco, algo con lo que naces"

En el terreno profesional, Ordovás dejó su trabajo para dedicarse a la fotografía y así empezaron a llegarle nuevas oportunidades laborales como creador de contenidos. Le gusta cuidar cada detalle de su trabajo, por eso le genera bastante satisfacción cuando ese cuidado y gusto por su labor, es reconocida por los demás.

Sus viajes por el mundo le han aportado grandes vivencias profesionales pero también personales. Recuerda con especial cariño su viaje a Cuba, de donde guarda una figura de mujer de ébano, talla en miniatura que preside un lugar de su salón. A la hora de vestir, los pequeños detalles son parte fundamental. Lo primero que se plantea cuando tiene que preparar un look es ¿qué es lo que va a hacer? y ¿qué es lo que quiere estrenar?, en su armario y su maleta nunca faltan unos vaqueros y una camisa blanca.