“Necesitamos a los demás para poder evolucionar. Con ayuda de los demás y en convivencia somos capaces de hacer grandes cosas”. Con esta idea tan clara empieza la charla con Belén Canalejo. ‘Balamoda’, como la conoce su familia virtual, nos ha abierto las puertas de su casa, porque el tema lo merece. “Para mí la familia es lo más importante que nos brinda la vida”.

La blogger especializada en moda y estilo de vida (muchos de sus 'tutoriales' son consejos para mejorar la vida en familia) participa en ‘Futuros’, aportando su punto de vista en el tema que se tratará en el primer debate del proyecto impulsado por Banco Sabadell: la convivencia. ¿Cómo encajan los hijos en la sociedad actual? ¿Los amigos son familia? Estas serán algunas de las preguntas que la periodista Marta Fernández lanzará a los participantes del en el debate, entre los que se encuentra el director de cine Nacho Vigalondo y la actriz Aitana Sánchez Gijón, así como o numerosos expertos en economía, sociología, educación…

“En mi caso –afirma Belén- mi familia lo fue todo cuando me diagnosticaron cáncer de mama. Ellos estuvieron volcados en esos momentos en los que yo no tenía fuerzas para tirar sola del carro. Me aportaron lo que necesitaba, no solo un aporte psicológico sino una ayuda real, de las de tenderte la mano”. Y es que Belén es madre de familia numerosa: “Mis cuatro hijos fueron el motor por el que seguir luchando, para seguir estando viva y para no perderme esa historia que todavía tienen por contar y de la que yo quiero ser testigo directo”.

Con respecto a cómo gestionar la vida familiar, Balamoda procura “que la convivencia sea siempre pacífica y dialogante”. “En casa fomentamos el dialogo en familia –añade-, casi siempre en torno a la mesa, desayunando, comiendo o cenando. Intentamos que los niños nos hablen siempre con muchísima libertad que nos expresen siempre sus sentimientos y sus emociones”.

¿Cómo mantener la calma y gestionar las tensiones del día a día? Belén lo tiene claro: “los niños muchas veces te ponen de los nervios. El ejercicio de la madre es respirar profundo e intentar hablar con mucho cuidado y delicadeza. Porque al perder los nervios podemos decir burradas a los niños, y ellos tienen una capacidad limitada de asimilar ciertas cosas”.

Pero, hablando de tipos de familia, Balamoda no se olvida de sus otros “allegados”:, la multitud de seguidores con los que cuenta en su canal de YouTube y sus redes sociales: “Yo tengo dos familias: por un lado, la familia real, pero por otro también está una familia virtual, que es toda esa gente que me sigue al otro lado de la pantalla. Hay quien puede pensar que eso es de mentira, pero es gente real que cada día me manifiesta muchísimo su cariño y que, en momentos que lo he necesitado, me ha apoyado mucho”.