LOS COLEGIOS DEBEN PASAR A LA ACCIÓN

Los tres errores más frecuentes de los centros educativos ante casos de bullying

Los expertos en la lucha contra el acoso escolar suelen encontrarse los mismos fallos en los colegios e institutos.

Niños se ríen de una compañera en un posible caso de bullying
Antena 3 » Ad » Actúa con cabeza

El bullying en las aulas es un problema que se ha revelado como sistémico y que ha afectado a muchas personas durante su adolescencia. Según un estudio realizado por H&S entre más de 650 encuestados, el 81,3% reconoce haber sufrido personalmente una situación de acoso escolar. La sociedad se muestra cada vez concienciada contra esta lacra que afecta directamente al día a día de muchos alumnos en España. Sin embargo, los casos no parecen disminuir.

¿Qué papel juegan los centros educativos a la hora de actuar contra el bullying? ¿Cuáles son los errores más frecuentes de los colegios e institutos en la lucha contra el acoso escolar? Los expertos en la materia suelen coincidir en una serie de fallos habituales que se encuentran cuando realizan labores de asesoramiento en los centros:

No llamar al acoso por su nombre

Es imposible actuar contra un problema si no se identifica como tal. Ramón Oria de Rueda es psicoterapeuta y cofundador de LookSchool, empresa creadora del Protocolo para la prevención e intervención en casos de hostigamiento (‘bullying’) y de la certificación de calidad para colegios No Bullying Pro. Cuando asesora a centros educativos, el experto hace especial hincapié en que “la palabra no dicha se convierte en un síntoma”: “Lo fundamental y lo que hacemos en los colegios en los que trabajamos es ponerle palabras. Debemos nombrar al acoso por su nombre”.

La tolerancia con el bullying no debe tener cabida en las aulas, pero para ello es esencial que todos los agentes de la comunidad educativa, incluidos profesores y alumnos, pero también personal no docente y familiares, sepan identificar rápidamente cuándo se produce un conflicto susceptible de acabar siendo acoso escolar.

Por sorprendente que pueda parecer, es muy frecuente encontrar adultos que no dan la voz de alarma ante este tipo de conductas. Otras veces simplemente restan importancia al problema. Lucía de Francisco tiene 21 años, estudia Psicología y sufrió bullying durante dos años al comenzar la ESO. Cuando recuerda su experiencia, lamenta que “muchas veces los profesores lo saben y no hacen nada al respecto, o se les pasa porque tienen muchas cosas que hacer”.

Coincide en este diagnóstico Patricia Cáceres, cofundadora y directora del área de formación y evaluación de LookSchool: “Creemos que por parte del profesorado no es que se tienda a mirar a otro lado, que los adultos tendamos a mirar a otro lado, sino que a veces el día a día del colegio les come en muchísimas actividades y no son conscientes de lo que está pasando”.

Tener poco en cuenta al alumno y a los observadores

Si bien es importante que profesores y familiares permanezcan alerta ante posibles situaciones de acoso en las aulas, el actor más importante en la resolución de este tipo de conflictos ha de ser el propio alumno. Tras años de experiencia, Oria de Rueda atestigua que “en la prevención del bullying se tiene poco en cuenta al alumnado”: “Los alumnos son los que producen los casos de acoso escolar y son los que los pueden resolver. Cuando trabajamos con los colegios, lo que hacemos en primer lugar es darle la voz a los alumnos para saber cuál es la problemática y para saber cómo la resolverían ellos”.

“Es absolutamente determinante que el observador pase a la acción”

Ramón Oria de Rueda, psicoterapeuta y cofundador de LookSchool

Según el estudio de H&S, un 93% de los encuestados cree que intervenir en una situación de acoso a un compañero reduciría la aparición de este tipo de conductas. El cofundador de LookSchool confirma esta tesis: “Cuantos más observadores hay en una situación de acoso, más sufre la víctima, y cuantos más observadores hay en esa situación de acoso, más empodera al acosador. Es absolutamente determinante que el observador pase a la acción”.

En este sentido, vuelve a cobrar especial trascendencia la capacidad de identificar el problema por parte de los alumnos. Oria de Rueda defiende que “tenemos que sentar a esos niños y explicarles el sufrimiento del que tal vez no sean conscientes”: “El grado de empatía no es el mismo en niños que en adultos, pero, si les comunicamos cómo nos sentiríamos nosotros ante esa situación, van a contactar con el sufrimiento. Tenemos que tener claro que no son cosas de niños. Tenemos que actuar”.

La falta de protocolos de prevención e intervención

Desde los centros educativos, la mejor manera de favorecer entornos seguros libres de bullying consiste en establecer protocolos que actúen en dos ámbitos muy concretos: la prevención y la intervención del acoso. Patricia Cáceres acentúa la importancia de que estos protocolos se consensúen “entre toda la comunidad escolar: tanto familias, como docentes, no docentes y alumnos”.

Una profesora habla con una posible víctima de bullying
Una profesora habla con una posible víctima de bullying | iStock

Por otra parte, cabe destacar que no todos los colegios requerirán el mismo protocolo, sino que cada sistema que se establezca deberá responder a las necesidades de cada centro. Ramón Oria de Rueda explica cómo se puede plantear de forma eficaz un programa de lucha contra el bullying: “Dentro del marco de nuestro protocolo, cada colegio lo implanta con sus peculiaridades. Cuando todos estos elementos confluyen, se puede conseguir una certificación de calidad”.

Uno de los objetivos de la campaña Stop Bullying de H&S consiste precisamente en facilitar esta labor a los centros educativos, dotándoles de herramientas para poder prevenir e intervenir ante casos de acoso. Cualquier centro puede formar parte de esta iniciativa apuntándose en este formulario. Este programa incluye formación a docentes, padres y alumnos. Además, H&S destinará parte de sus ventas a la lucha contra el acoso escolar. ¿Te apetece colaborar? Puedes hacerlo a través de este enlace.

Como recuerda Lucía de Francisco, es fundamental que los colegios e institutos hagan “mucho hincapié y pongan atención” para evitar casos de acoso como el que ella misma sufrió. Insiste en que no basta sólo con dar charlas, hay que pasar a la acción: “Yo he recibido un montón de charlas y no han servido para nada. Hay que poner el ojo donde están los problemas, educar en la concienciación del otro y en la empatía. Estas situaciones son reales y no tienen por qué pasar”.

Comparte tu testimonio y pasa a la acción

En la campaña 'Stop Bullying' de H&S y Atresmedia, tu opinión nos importa. ¿Quieres compartir cómo se vive la lucha contra el acoso escolar en tu centro educativo? ¿Has sido testigo de conductas abusivas? Cuéntanos tu experiencia escribiendo a actuaconcabeza@atresmedia.com y actúa contra el bullying.

Más información sobre el bullying en esta infografía:

Ad

Civic e:HEV: así ha cambiado el icónico compacto de Honda que ahora cumple 50 años

Civic e:HEV: así ha cambiado el icónico compacto de Honda que ahora cumple 50 años

Con once generaciones a sus espaldas y recién cumplido medio siglo, el Honda Civic presume de haber conquistado el mercado de los compactos gracias a sus más de 27 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

Honda Civic

¿Quieres ir al GP de Valencia y ser de los primeros en probar el nuevo Honda Civic e:HEV? Participa y gana una experiencia Civic

Durante más de un mes habéis podido contarnos por qué el Honda Civic es el coche de vuestros sueños. Si participaste, podrás ser el primero en probar la nueva generación del híbrido más deportivo. Por si fuera poco, podrás ganar entradas dobles para el GP de Valencia de Moto GP.