ANÍMALE A COMBATIR EL ACOSO

Cómo ayudar a tu hijo a actuar contra el bullying para que no sea un mero observador

La labor pedagógica y de prevención contra el acoso escolar no recae solamente en los centros educativos: los padres también debemos transmitir valores de tolerancia y empatía.

Cómo ayudar a tu hijo a actuar contra el bullying para que no sea un mero observador
Antena 3 » Ad » Actúa con cabeza

Por desgracia, el acoso escolar está a la orden del día en muchas aulas españolas. Según un estudio realizado por H&S entre más de 650 personas, el 70% de los jóvenes ha presenciado una situación de bullying a un compañero. Además, el 93% de los encuestados considera que intervenir en una situación de acoso a un alumno reduciría la aparición de este tipo de conductas. Esta percepción revela que, más allá de acosador y acosado, existe un eslabón clave en la cadena del bullying: el observador.

Expertos en la lucha contra esta lacra coinciden en la importancia del espectador. Ramón Oria de Rueda, psicoterapeuta y socio fundador de LookSchool, empresa creadora del Protocolo para la prevención e intervención en casos de hostigamiento (‘bullying’), tiene claro que “ser un mero observador es participar en el acoso”: “El fondo del asunto está en el observador, siempre lo ha estado. Un joven que es testigo de bullying tiene dos opciones: ponerse del lado del acosador y sumarle peso, o ponerse del lado del acosado y pasar a la acción”. Si eres espectador, solo hay una opción. La solución depende de ti.

Es fundamental, por tanto, que la comunidad educativa trabaje para que los alumnos sean conscientes de la importancia de actuar y dar la voz de alarma cuando se presencia una situación de bullying. Sin embargo, esta responsabilidad no debe recaer tan solo en el personal de los centros. Los padres también tenemos la obligación de inculcar en nuestros hijos valores de tolerancia y empatía que contribuyan a crear un entorno seguro en las aulas.

Formulemos las preguntas adecuadas

¿Cómo podemos animar a nuestros hijos a actuar contra el bullying? En primer lugar, conviene ponernos en su lugar. Oria de Rueda nos recuerda que “el acoso no es un problema nuevo” que afecte solo a las generaciones más jóvenes: “El acoso ha existido siempre. Lo que existe ahora es cada vez una mayor intolerancia social a tener que convivir con estas situaciones, pero los padres también hemos sufrido acoso, ya sea de una forma directa, si hemos sido acosados, o de una forma vicaria, si hemos presenciado el acoso. Por lo tanto, tenemos que romper esa brecha generacional y empezar a hacer las cosas de otra forma”.

Si realizamos este ejercicio de empatía, nos será mucho más sencillo entender las preocupaciones de nuestros hijos al enfrentarse a situaciones de bullying. Así estaremos más preparados para conversar con ellos. Sin embargo, los jóvenes no siempre comentarán en casa este tipo de conflictos, por lo que resulta fundamental que como padres procuremos interesarnos de forma activa por la buena salud de la convivencia en el aula.

“Tenemos que saber qué está pasando en su clase y preguntarle: ¿Hay alguien que sufra? ¿Hay alguien a quien te podrías acercar?”

Ramón Oria de Rueda, psicoterapeuta y cofundador de LookSchool

No debemos esperar a que el acoso afecte directamente a nuestros hijos. El experto de LookSchool recomienda formularles las preguntas adecuadas y hablar con ellos, “pero no solo de su situación”: “Nosotros estamos centrándonos en el optimismo, en la solución, no tanto en el problema. ¿Cómo pueden los padres intervenir? Tenemos que saber lo que está pasando en su clase: ¿Hay alguien que sufra en tu clase? ¿Hay alguien que lo está pasando mal? ¿Hay alguien a quien te podrías acercar? Esa es la labor de los padres”.

Principales señales del acoso y cómo actuar ante ellas

Si los padres realizamos un ejercicio continuo de escucha activa, será mucho más sencillo detectar y atajar situaciones de acoso antes de que llegue a desarrollarse. ¿A qué señales debemos estar alerta? En primer lugar, conviene prestar atención si nuestro hijo replica de manera jocosa burlas dirigidas a otro compañero por parte del resto de alumnos.

Una de las excusas más habituales para iniciar el acoso surge por el aspecto físico. Según la encuesta de H&S, un 72% de encuestados cree que la aparición de cambios hormonales supone un motivo de mofa en las aulas. Juan José Andrés Lencina, dermatólogo y asesor de H&S, confirma que “los cambios que más suelen afectar a la autoestima son los más visibles, como el acné, la caspa o el exceso de vello”: “Conforme entran a la consulta, ya ves que estos niños no te miran a los ojos, que se sienten acomplejados por cosas completamente normales, que son tan naturales como crecer o respirar”.

No se trata de un juego de niños: como padres, es importante que recalquemos que este tipo de burlas pueden hacer mucho daño a la víctima. Es posible que nuestros hijos nunca se hayan puesto en el lugar del compañero que recibe insultos, por lo que conviene animarlos a realizar un ejercicio de empatía y a que se pongan en la piel del otro para desincentivar este tipo de conductas.

Cabe incluso la posibilidad de que nuestro propio hijo sea el acosador, en cuyo caso también nos toca actuar como padres. Oria de Rueda defiende que, paradójicamente, “el elemento más frágil, el que más sufre en el acoso, aunque sea menos consciente, es el acosador”: “El acosador pone fuera lo que tiene dentro. Maltrata porque se siente maltratado. Trata mal porque no se siente bien tratado. Cuando tu hijo sea el acosador, tenemos un problema más importante que cuando sea un acosado”.

Patricia Cáceres, cofundadora y directora del área de formación y evaluación de LookSchool, admite que este tipo de casos sitúa a los padres en “una situación complicada”, pero insiste en que hay que intentar profundizar en el problema de fondo: “Siempre hay que intentar ayudarle a que dé el paso a cambiar. Tanto un acosado como un acosador tienen una serie de rasgos y una serie de problemas que le están influyendo en su carácter y en su personalidad”.

Como padres, también podemos estar alerta para detectar si nuestro hijo es la víctima del acoso. Oria de Rueda revela que se suelen reproducir “señales muy características, sobre todo las psicosomáticas y la regresión”: “Los niños, sobre todo en una edad temprana, cuando pasan por un sufrimiento excesivo regresan a etapas anteriores. En el caso de los pequeñitos, pueden volver a la pérdida de control de esfínteres”.

Mi hijo me cuenta que ve bullying en clase: ¿qué le digo?
Mi hijo me cuenta que ve bullying en clase: ¿qué le digo? | iStock

Es fundamental estar atentos a todo tipo de señales, ya que las víctimas de acoso tienden a ocultar su sufrimiento por miedo a recibir el estigma del chivato y que la situación empeore, o simplemente para no preocupar a sus familiares. Es el caso de Lucía de Francisco, que tiene 21 años y sufrió bullying al comenzar la ESO. Ahora colabora con H&S para concienciar sobre la lacra del acoso: “Me costó un montón contárselo a mi madre. Recuerdo que mi hermana me pilló en los baños del colegio llorando y yo le dije que por favor no se lo contase a mi madre. Pero se lo contó, gracias a Dios. Mi madre estuvo más pendiente e hizo mucho hincapié en mí, hasta que un día exploté y le pedí ayuda. Hasta entonces no veía una salida, gracias a eso pude salir”.

Casos como el de Lucía revelan que, independientemente de que el acosado sea nuestro hijo o un compañero, el deber de toda persona que tenga indicios de un caso de bullying es actuar y dar la voz de alarma. En el mejor de los casos, el propio colegio o instituto habrá establecido canales de comunicación bien definidos a través de los cuales alumnos y familiares podrán denunciar este tipo de conductas. Para ello, resulta imprescindible que exista un protocolo claro de prevención e intervención.

Uno de los objetivos de la campaña Stop Bullying de H&S consiste precisamente en facilitar esta labor a los centros educativos, dotándoles de herramientas para poder prevenir e intervenir ante casos de acoso. Cualquier centro puede formar parte de esta iniciativa apuntándose en este formulario. Este programa incluye formación a docentes, padres y alumnos. Además, H&S destinará parte de sus ventas a la lucha contra el acoso escolar. ¿Te apetece colaborar? Puedes hacerlo a través de este enlace.

Así pues, si como padre te preocupa la buena convivencia en las aulas, puedes actuar de dos maneras: en primer lugar, presionando para que vuestro centro educativo implante las medidas de prevención necesarias para combatir el acoso; en segundo lugar, escuchando a tus hijos, permaneciendo alerta y enseñándoles que no deben permanecer impasibles ante el sufrimiento de un compañero. Si tu hijo es testigo de bullying, no mires para otro lado: anímale a pasar a la acción.

Comparte tu testimonio y pasa a la acción

En la campaña 'Stop Bullying' de H&S y Atresmedia, tu opinión nos importa. ¿Quieres compartir cómo se vive la lucha contra el acoso escolar en tu centro educativo? ¿Has sido testigo de conductas abusivas? Cuéntanos tu experiencia escribiendo a actuaconcabeza@atresmedia.com y actúa contra el bullying.

Más información sobre el bullying en esta infografía:

Ad

El piloto Dani Clos se enfrenta hoy a un escape room dentro de un CUPRA Formentor en directo desde el Instagram de Heycar_es

El piloto Dani Clos se enfrenta hoy a un escape room dentro de un CUPRA Formentor en directo desde el Instagram de Heycar_es

El piloto español ha aceptado el reto que le propuso Heycar.com, la plataforma de venta de coches seminuevos y tú puedes ayudarle a superar las originales pruebas a través de tus comentarios en el vídeo en streaming del evento en su Instagram Heycar_es.

Dani Clos se pondrá a prueba en el primer escape room en España dentro de un CUPRA Formentor en un impresionante streaming en el Instagram de Heycar_es

Dani Clos se pondrá a prueba en el primer escape room en España dentro de un CUPRA Formentor en un impresionante streaming en el Instagram de Heycar_es

La empresa de venta de coches seminuevos transmitirá en directo en el Instagram de Heycar @heycar_es cómo el piloto resuelve distintas y emocionantes pruebas dentro de un coche con la ayuda de los comentarios de los espectadores en el live del evento en su perfil de IG.