Conducir nervioso puede ser tan peligroso como hacerlo bebido o drogado

  • Conducir nervioso puede ser tan peligroso como hacerlo bebido o drogado
  • Discutir con el copiloto, con otro conductor o hablar por el teléfono móvil. Son algunas de las malas prácticas al frente del volante.Un estudio ofrece, ahora, datos sobre los peligros que suponen estos comportamientos. No controlar las emociones puede ser tan peligroso como conducir bebido o drogado.
  • fumar, tabaco, alcohol, conducción, vehículos
  • fumar-incrementa-riesgo-accidente-hablar-movil
Publicado originalmente en: Ponle Freno - Noticias
Cerrar ventana
Cerrar ventana