UNA GOTA UNA VIDA

EL PROYECTO
UNA GOTA UNA VIDA

El porqué de Una gota Una vida

Con este proyecto, la Fundación Antena 3, en colaboración con la Fundación AMREF, logrará reducir la frecuencia de enfermedades relacionadas con el agua insalubre y los malos hábitos higiénicos en 6 escuelas de Senegal

Una gota Una vida Una gota Una vida | Foto: Fundación Antena 3

Fundación Antena 3  |  Madrid  | Actualizado el 29/10/2012 a las 16:13 horas

“Una gota, una vida” pretende incrementar el acceso al agua potable y a infraestructuras básicas de saneamiento de 1.800 niños y niñas de Senegal, donde  la mortalidad infantil es de 121 por cada 1.000 nacidos vivos. La mejora en el abastecimiento de agua, higiene y saneamiento reduce la incidencia de enfermedades transmitidas por el agua (principal causa de mortalidad infantil), mejora la asistencia escolar de los menores, así como su entorno medioambiental.

Esta iniciativa se enmarca en el Séptimo Objetivo de Desarrollo del Milenio de la ONU, (“Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente”) y, en concreto, en la meta de reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

El proyecto se llevará a cabo en 6 escuelas de Matam y Bakel, en las que se incrementará el acceso al agua salubre a través de la construcción de pozos e infraestructuras de saneamiento (letrinas, lavamanos, etc.).  Además, se impartirá formación ambiental y sanitaria a alumnos, profesores y asociaciones de padres a través de la metodología PHASE (Personal Hygiene Sanitation Education) ampliamente contrastada por la Fundación AMREF en sus años de experiencia en África. Tan importante como la construcción de infraestructuras es la labor de sensibilización en buenos hábitos higiénico-sanitarios, especialmente entre los menores pues actúan como trasmisores niño a niño y de niños a padres.

En resumen, con UNA GOTA UNA VIDA,  conseguiremos:

-  Reducir la frecuencia de las enfermedades relacionadas con la higiene y el agua insalubre en la población infantil.

-  Mejorar la prevención y la detección rápida de enfermedades relacionadas con el agua.

-  Desarrollar hábitos higiénicos y medioambientales adecuados en los niños convirtiéndolos en transmisores de estos valores.

-  Dotar al profesorado de conocimientos para hacer pedagogía útil de la salud, el saneamiento y el medioambiente.

 

Compartir en: