GALERÍA DE FOTOS | CAPÍTULO 05 'EL DESTINO'

GALERÍA DE FOTOS | CAPÍTULO 05 'EL DESTINO'

El quinto capítulo de 'Toledo, Cruce de destinos' en imágenes

Los padres de Amira, amiga de Fátima, le han buscado marido pero ella está enamorada de otro joven y pide ayuda a Fátima. La hija de Taliq recurrirá a Martín para intentar cambiar las duras tradiciones musulmanas. Quién sabe, quizá pensando en su propio futuro con el joven cristiano.

Un conflicto diplomático altera la normalidad del reino. Dos esclavos cristianos, propiedad de Abu Bark, han escapado y se han escondido en Toledo. Alfonso X y Rodrigo insisten en que esos esclavos deben ser capturados y devueltos a su legítimo dueño, por mucho que les duela entregar a dos cristianos a un destino cruel. Miranda y Oliva opinan que deben defender a todo cristiano en apuros, pero la paz está en juego, por mucho que mantenerla sea duro. Todo se complicará cuando esos dos esclavos, desesperados y hambrientos, ataquen a una tendera.

Mientras, Alfonso X, delicado de salud aunque sin confesarlo, decide que Sancho ocupará su puesto en el Consejo del Reino. Su voz será acatada como si fuera la del Rey. Esta decisión provoca tensiones con Violante, que no está nada convencida de la capacidad de Sancho para tomar decisiones importantes. Alfonso X, aún molesto con su esposa por cuestionar sus órdenes, le ordena que no le cuente nada a Rodrigo acerca de su salud.

Amira, la mejor amiga de Fátima, está desolada. Sus padres le han buscado marido, pero ella está enamorada de otro joven. Amira le pedirá a Fátima que interceda por ella ante el Alfaquí, con la esperanza de que Taliq convencerá a sus padres para anular el matrimonio de conveniencia y permitir que se case con su amor. Pero Talik es inflexible: la voluntad de los padres no se puede cuestionar. Fátima recurrirá a Martín para ayudar a su amiga e intentar cambiar las duras tradiciones musulmanas. Quién sabe, quizá pensando en su propio futuro con el joven cristiano…

Fernando descubre que, si es tan bueno en los juegos de azar es porque todo el mundo le deja ganar, pues no quieren ofender al infante. Picado, Fernando juega a los dados de incógnito… y pierde. Cuando le ordene a Cristóbal que le entregue su dinero para seguir apostando, su amistad con el joven plebeyo se verá muy afectada.

Blanca regresa a casa tras pasar la noche fuera. Su vestido manchado y la expresión de su cara preocupan a Cristóbal, que supone que ha pasado la noche con Humberto de Miranda. Blanca le hace prometer que no se lo contará a nadie. Pero Diana, vengativa, hará circular un cruel rumor sobre Blanca que destrozará la reputación de la joven.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.