Temporada 12 - Capítulo 266

Temporada 12 - Capítulo 266

"Trilogía del error"

Homer se dirige al hospital para que le curen el dedo pulgar, Lisa busca una manera de llegar a la escuela para ganar la feria de ciencias, y Bart y Milhouse se ven involucrados en un problema con Fat Tony y su pirotecnia ilegal. En cada parte se muestra la historia desde el punto de vista de Homer, Lisa y Bart.

Homer se despierta y baja a desayunar a la cocina con su familia. Marge decide preparar cereales franceses para el desayuno, pero a nadie les gustan. Luego, suena el timbre y Bart corre a atender a Milhouse. Mientras tanto, Lisa le muestra a Homer su proyecto de ciencias, un robot corrector de gramática llamado Linguo, quien corrige a Homer cuando éste dice "Me gusta cerveza" por "Me gusta la cerveza".

Homer le da cerveza al robot y éste tiene un cortocircuito. Después de que Lisa se va a arreglarlo, enojada, Homer va a la cocina y trata de tomar un brownie recién cocinado por Marge, pero ella le corta accidentalmente el dedo pulgar.

Después de arreglar a Linguo, Lisa pierde el autobús escolar. Una vez que descubre que su bicicleta no está y que sus padres se habían ido al hospital, comienza a correr hacia la escuela pero logra que Krusty la lleve en su limusina. Sin embargo, Krusty la lleva a la Escuela Primaria de Springfield del Oeste.

Allí, Lisa conoce a un niño llamado Thelonius que es muy parecido a ella. Después, se va de la escuela y busca una manera para llegar a la verdadera, por lo que se detiene en el bar de Moe para ver si su padre está allí. Homer no está allí, pero encuentra al jefe Wiggum escuchando en su radio una voz muy parecida a la de Fat Tony.

Cuando suena el timbre de la puerta, Bart va a abrir. Es Milhouse, quien anuncia que había descubierto algo en el bosque. Para ir allí, Bart usa su bicicleta y Milhouse roba la de Lisa. En el bosque, encuentran una cueva llena de fuegos pirotécnicos; Bart toma algunos y los prueba, pero uno de ellos incendia la clínica del Dr. Nick. Los niños se esconden en un edificio que resulta ser la calle Falsa 123, la dirección que Marge le había dado a la policía. Los oficiales los atrapan pero les dan una oportunidad: debían encontrar a la persona que vendía los fuegos pirotécnicos ilegales.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.