Temporada 10-Capítulo 220

Temporada 10-Capítulo 220

"Máximo Homer-esfuerzo"

Lisa anuncia que va a protestar contra un nuevo restaurante abierto en Springfield, llamado "El Matadero". Allí los comensales ven a su propia carne ser sacrificada. Los Simpson se preguntan por qué no se habían enterado de la existencia de ese lugar y deciden ir, dejando a Lisa en la casa.

Los Simpson, capítulo 220
Los Simpson, capítulo 220 | antena3.com

Homer participa en un concurso en el que competía contra un camionero, llamado Red Barclay. El ganador del concurso sería quien terminara primero un corte de carne de siete kilos de peso. El gran filete es un gran reto para Homer, quien admite su derrota ante Red, pero cuando le da la mano para felicitarlo, se da cuenta de que el camionero no respira. Un segundo después, el Dr. Hibbert anuncia que Red había muerto.

Al encontrarse en esta situación, Homer decide manejar el camión de Red y cumplir con su última entrega. Bart lo acompaña, dejando al resto de la familia. Lamentando que Homer y Bart siempre tenían aventuras emocionantes, Marge decide que es tiempo de arriesgarse un poco y compra un timbre en la tienda Señor Ding Dong. Lisa quiere probar el timbre, pero Marge insiste en esperar que llegue alguien. Como siempre pasaba algo que impedía que los visitantes tocasen el timbre, Lisa, cansada, va y lo prueba ella misma. Luego, descubren que la melodía se repetía una y otra vez y jamás cesaba.

Mientras tanto, Homer, ansioso por cumplir con la entrega, toma muchas anfetaminas para mantenerse despierto toda la noche, lo cual lo equilibra con somníferos. En el camión, se alterna entre estar activo y luego somnoliento, y termina dormido al volante. Cuando despierta a la mañana siguiente, descubre con sorpresa que está vivo, sano y salvo. Dándose cuenta de que el camión se conducía solo, le pregunta a unos camioneros sobre este detalle, a lo que ellos le contestan contándole que los camiones venían equipados con un sistema de auto-navegación, que hacía que se condujeran solos. Luego lo previenen diciéndole que si le revelaba a alguien el secreto, se arrepentiría.

Sin embargo, Homer, para demostrarle a Bart las bondades del sistema, se sienta sobre el capó del camión. Luego, el niño lo acompaña, y un grupo de turistas que pasaban por el lugar notan que nadie conducía el camión, y se ponen a tomar fotografías. Homer les cuenta que el camión se manejaba solo con el nuevo sistema, pero que era un secreto y no debían decírselo a nadie. Desafortunadamente, un camionero que iba detrás de Homer ve todo y les avisa a sus colegas.

Mientras tanto, en Springfield, Marge trata de detener el timbre cortando sus cables, pero descubre que Homer había cambiado las herramientas de su caja por chocolates. Entonces, decide arrancar el cable, pero sólo logra que el timbre suene más fuerte y más rápido despertando a todo el vecindario.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.