Temporada 3 - Capítulo 55

Temporada 3 - Capítulo 55

"Coronel Homer"

Homer y Marge van a ver una película. Homer se la pasa hablando y haciendo comentarios estúpidos (entre ellos revelar el final) por lo que es abucheado y Marge, furiosa, le dice que a nadie le interesa lo que él diga, lo que aseveran todos los presentes.

Temporada 3 - Capítulo 56
Temporada 3 - Capítulo 56 | antena3.com

Homer, con una mezcla de enojo y vergüenza, deja a la familia en su casa y maneja más de 100 kilómetros por el campo, hasta que llega a un bar de vaqueros. Tomando una cerveza Fudd que alli sirven (igual a la Duff), escucha a la camarera del bar, Lurleen Lumpkin, que canta una canción que llega al corazón de Homer, aunque a nadie parece importarle.

A la madrugada siguiente, después de presentarse con Lurleen, Homer vuelve a su casa. Cuando llega, Marge le pregunta donde había estado y por qué no la había llamado, ya que estaba preocupada. Homer no le da mucha importancia al acontecimiento.

Sin lograrse sacar la canción de la cabeza, Homer va a visitar a Lurleen a su remolque, y le pide un cassette, pero ella le dice que no graba sus canciones, que las improvisa en sus actuaciones. Homer, decidido a que la voz de Lurleen es demasiado virtuosa para desperdiciarse, la lleva a un salón de grabación, donde por 25 centavos grababan un CD con el tema en cuestión. Un pariente de un ejecutivo de una radio country -música campirana- escucha la canción de Lurleen y le pide autorizarlo para pasarla en su radio. Lurleen le pide a Homer que decida (ya que él había pagado la grabación) y éste acepta. Lurleen logra rápidamente mucho éxito, y sus conocidos y familiares la llaman.

Homer hace escuchar a su familia la canción de Lurleen por la radio. Los niños (especialmente Lisa) quedan encantados por la canción de Lurleen, excepto Marge, a la que obviamente no la simpatiza para nada que Homer tenga "actividades frecuentes" con otra mujer; Homer, luego de admitir que estuvo con ella toda una tarde viéndola probarse ropa, cuando ésta llama acepta volver a visitarla, lo que causa la ira de Marge.

Lurleen, encantada de su éxito causado por el apoyo desinteresado de Homer (citando esto último, respecto a que todos los hombres que habían hecho cosas por ella quisieron "algo" a cambio), le pide ser su representante. Homer duda, pero Lurleen lo convence de aceptar. Luego, lo lleva a un local de ropa donde le compra un uniforme con el que Homer parece un coronel sureño.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.