Temporada 5 - Capítulo 88

Temporada 5 - Capítulo 88

"El niño que hay en Bart"

Homer, después de ver un aviso en el periódico, pasa a buscar una cama elástica gratis, regalada por Krusty el Payaso. Una vez que tiene la cama elástica, Homer cobra entrada para que los niños de la ciudad  salten sobre ella.

Capítulo 88
Capítulo 88 | antena3.com

Sin embargo, todos comienzan a lastimarse, lo que hace que el trampolín deba irse de la casa. Homer intenta deshacerse de él en varias formas, pero no lo logra, hasta que Bart  le propone asegurarlo con un candado. Un minuto después, ya le habían robado la cama elástica.

Marge y Homer, luego, comienzan a discutir sobre si había sido o no una buena idea deshacerse del trampolín. La discusión termina cuando Homer le dice a su esposa que era aburrida. Marge, ofendida, pasa la noche en la casa de sus hermanas Patty y Selma, donde ve un video de un gurú de auto-ayuda llamado Brad Goodman. Luego de que Marge y Homer vean un video de Goodman, llevan a toda la familia a una conferencia que el gurú daría en Springfield.

En el seminario, Bart interrumpe la lectura que estaba llevando a cabo Goodman, diciendo que era aburrida. El gurú, lejos de enojarse, cree que Bart tiene la actitud perfecta que todo el mundo necesita: una actitud de hacer lo que se le antojase, sin preocuparse por nada. Luego, hace que el pueblo sea "como el niño". Todos en la ciudad comienzan a comportarse como Bart, lo que hace que el niño pronto pierda su identidad.

Para celebrar su nueva actitud y forma de vida despreocupada, el pueblo hace un festival llamado "Haga lo que se le antoje". El festival termina muy mal, ya que un lugar en donde se estaba llevando a cabo un show musical por James Brown queda arruinado (porque el encargado no había asegurado los remaches), y, además, una Rueda de la Fortuna termina saliéndose de su eje ya que no había sido aceitada. Las excusas de los encargados de hacer funcionar ambas cosas eran que "no se les había antojado hacerlo bien". Viendo que había problemas, la gente del pueblo culpa a Bart, ya que él había sido quien había empezado con todo. Comienzan a perseguirlo, pero Homer logra salvarlo subiéndolo a un carro. El pueblo, dándose por vencido, va a beber sidra a un lugar llamado el Viejo Molino.

Todo termina cuando la familia Simpson vuelve a su casa, en donde discuten que un mundo sin reglas no puede ser bueno.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.