LA BODA DEL AÑO

LA BODA DEL AÑO

La boda de Pepa y Silvia

Lo que me aterra es decir que sí a algo que no podré cambiar mañana. Pensar en un sofá para toda la vida, en un crédito hipotecario, en una declaración conjunta o en un "está tarde tenemos que hablar". Buscar colegios y canguros y pensar en un lugar para vivir cuando ya no tengamos pulso para sujetar una Magnum.

Dicen que enamorarse es un acto reflejo, como tener miedo. 
Yo fui una niña sin miedo, no me asustaban los fantasmas, ni los monstruos, ni la oscuridad.... podía enfrentarme a las niñas de quinto segura de que no me quitarían la merienda. Y así, hasta hoy. Segura de quepuedo coger una Magnum y avanzar por un callejón vaciando el cargador porque no es eso lo que me da miedo.

Lo que me aterra es decir que sí a algo que no podré cambiar mañana. Pensar en un sofá para toda la vida, en un crédito hipotecario, en una declaración conjunta o en un "está tarde tenemos que hablar". Buscar colegios y canguros y pensar en un lugar para vivir cuando ya no tengamos pulso para sujetar una Magnum.

Y, de pronto, todo ese terror se empieza a difuminar como el looping de una montaña rusa y eso ..... es la felicidad.

En el día más importante de Pepa y Silvia, la felicidad completa llega por fin a sus vidas.

Y para ti, ¿qué es la felicidad?

 

Los mas vistos

Amstel Oro

El Pelotari y La Fallera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.