Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
MEJORES MOMENTOS | CAPÍTULO 3

Teresa Mendoza: "No volveré a ser la mujer de un narco"

Tras enterarse de la verdadera profesión de Santiago Fisterra, Teresa Mendoza no está dispuesta a volver a pasar por el mismo dolor que le causó la muerte de su Güero.

la reina mm3

de 7

antena3.com No volveré a ser la mujer de un narco
  • No volveré a ser la mujer de un narco
    antena3.com No volveré a ser la mujer de un narco
  • Teresa se acuesta con Abdelkader
    antena3.com Teresa se acuesta con Abdelkader
  • Dris Larbi se siente utilizado
    antena3.com Dris Larbi se siente utilizado
  • Santiago conoce al Güero en fotos
    antena3.com Santiago conoce al Güero en fotos
  • Teresa y Santiago llegan a las manos
    antena3.com Teresa y Santiago llegan a las manos
  • Santiago pierde a un niño en la patera
    antena3.com Santiago pierde a un niño en la patera
  • Teresa se acuesta con Santiago
    antena3.com Teresa se acuesta con Santiago

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 24/03/2011 a las 11:21 horas

Teresa Mendoza y Santiago han sido víctimas de sendas trampas: Sheila, la prostituta del Yamila que intentó que echaran a Teresa del país y que además le robó todos sus ahorros, aparece golpeada y medio muerta en una esquina. Tras el encontronazo que tuvieron ambas en el pasado, todo el mundo asume que Teresa ha sido responsable, de alguna manera, de la paliza que se ha llevado Sheila. El riesgo de ser detenida y deportada a México, donde su vida no valdrá nada, vuelve a rondar la vida de Teresa Mendoza.

A Santiago Fisterra, por su parte, el poderoso clan gallego de los Pernas se la ha jugado en plena mar. Les han utilizado de cebo en un traslado de droga a la península. Han facilitado el paradero y la trayectoria de su lancha rápida a las autoridades. Cargados con la mercancía ilegal, Santiago y su socio se ven rodeados por los guardacostas. No queda otra salida que intentar la huida...

Compartir en: