Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
REVIEW I CAPÍTULO 6

Una corona de oro. A Golden Crown

El sexto episodio de ‘Juego de Tronos’ comienza en alto. Ned Stark, herido en la cama, se despierta en presencia del rey Robert y su mujer Cersei. El matrimonio sabe que Lady Stark ha secuestrado a Tyrion y el rey le ordena a Ned que lo devuelva a Desembarco del Rey. Antes de irse de cacería el rey Robert le devuelve a Ned la insignia que lo nombra de nuevo como la Mano del Rey.

Avance del capítulo 6 de Juego de Tronos Avance del capítulo 6 de Juego de Tronos | Foto: HBO

Funes VO  |  Madrid  | Actualizado el 31/08/2012 a las 15:01 horas

En Invernalia Bran no puede estar más contento. Por fin le han construido el aparato que le permite montar a caballo y cuyos planos le trajo Tyrion. Robb pierde a su hermano de vista y unos salvajes lo increpan en mitad del bosque. El pequeño se asusta  y no sabe qué hacer. Robb lo encuentra y empieza una lucha con ellos para salvar a su hermano. Theon Greyjoy aparece y dispara una flecha que termina con la vida del que retiene a Bran. Finalmente, la única salvaje que sobrevive se quedará sirviendo a los Stark y será un personaje importante en la segunda temporada.

Khalessi coge uno de los huevos de dragón y una de sus doncellas se lo quita de inmediato para que no se queme la piel. Para sorpresa de las dos es la doncella la que está herida, mientras que Khalessi tiene sus manos intactas. Poco después, demuestra que está comprometida en cuerpo y alma con los Dothraki y delante de toda la tribu devora un corazón de caballo. Su hermano, envidioso, observa el ritual, mientras que Khal Drogo mira a su mujer con orgullo. Viserys intenta robar los huevos de dragón para venderlos y comprar un ejército pero el siempre leal Jorah se lo impide.

En el Valle de Arryn, Tyrion pide un juicio de combate para que la viuda de Lord Arryn le deje libre. Bronn, un mercenario, se ofrece como voluntario para luchar en su nombre. Si gana el hermano pequeño de los Lannister será liberado. Así ocurre y Tyrion se despide con una de sus grandes frases: “un Lannister siempre paga sus deudas”.

Ned Stark declara enemigo del reino a Twin Lannister y al temer por la seguridad de sus hijas las manda de vuelta  Invernalia. Poco después, investiga el libro al que también tuvo acceso Lord Arryn y descubre que todos los descendientes varones del apellido Baratheon tienen el pelo oscuro, salvo Joffrey quién, misteriosamente, es rubio. Las sospechas de que no sea hijo del rey son cada vez más evidentes.

El capítulo se cierra con Viserys enfrentándose públicamente a los Dothraki y a su hermana. Quiere una corona de oro. Y en sentido figurado, sus órdenes se cumplen. Khal Drogo vierte sobre su rostro oro hirviendo y Viserys muere al instante antes los inmóviles ojos de su hermana Khalessi.

Quedan aún cuatro capítulos para que finalice la primera temporada de ‘Juego de Tronos’ pero las cartas más importantes ya se han repartido. Los últimos episodios son absolutamente trepidantes y en los que ocurrirán cosas que el espectador no se espera en absoluto.

La mejor secuencia:
La escena, de efectos especiales perfectos, en la que Viserys reclama su corona y que muere finalmente con el oro derretido por todo su rostro. Ver a Khalessi evolucionar como personaje, cada vez más transformada en una Dothraki, es uno de los mayores alicientes de la primera temporada de ‘Juego de Tronos’.

La mejor frase:
Khalessi: “No era un dragón, el fuego no puede matar a un dragón”

 

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana