Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar

DE LUNES A VIERNES A LAS 17:15

Todos los capítulos aquí
MEJORES MOMENTOS I CAPÍTULO 409

Raimundo y Francisca se acercan un poco más

Raimundo espera a Francisca en el lugar de su cita. Ella aparece y cuando se reúnen, Raimundo insta a Francisca a que tome una decisión sobre lo suyo. Parece ser que la noticia de la muerte de su amigo a hecho que Raimundo decida vivir lo que le queda de vida... sin perder un minuto más.

MM El secreto de Puente Viejo Cap.409

de 5

antena3.com Francisca y Raimundo se vuelven a ver.
  • Francisca y Raimundo se vuelven a ver.
    antena3.com Francisca y Raimundo se vuelven a ver.
  • Fernando y el embarazo
    antena3.com Fernando y el embarazo
  • Francisca y Emilia, asustadas
    antena3.com Francisca y Emilia, asustadas
  • Raimundo parece destrozado
    antena3.com Raimundo parece destrozado
  • Soledad aparece
    antena3.com Soledad aparece

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 28/09/2012 a las 18:42 horas

Fernando parece dispuesto a ocuparse del embarazo de Natalia. No sabe ella hasta qué punto…

Raimundo cuenta a Alfonso que el telegrama le ha avisado de la muerte de un conocido. Raimundo no ha dormido. Parece que lo que le contaron en el telegrama le ha afectado realmente.

Mariana da la voz de alarma. Soledad no ha dormido en su cama. No saben desde cuándo falta. Olmo sigue “jugando” con Pía. Mariana le trae la noticia de la desaparición de Soledad. Soledad había perdido la noción del tiempo en el desván. Don Anselmo se hará cargo.

María le cuenta a Francisca lo que pretende Gonzalo con la escuela. Francisca se niega. Gonzalo se ofrece para convencer a Francisca y que de permiso a María para ayudar. Tristán avisa a Gonzalo. Cree que Francisca trama algo. Hace mucho que dejó de confiar en ella.

Emilia y Francisca hablan de las pesadillas de María y de su origen, asustadas por su reaparición.

Compartir en: