PUENTE VIEJO, 9 DE NOVIEMBRE DE 1924

PUENTE VIEJO, 9 DE NOVIEMBRE DE 1924

La segunda carta de Mauricio a Fe: "No me resigno a perderte, nunca lo haré"

Mauricio vuelve a ponerse ante el papel con un ápice de esperanza en que Fe conteste algún día a sus cartas. Tiene miedo. Miedo de que su amada tenga otro hombre al que amar y se siente destrozado por estar viviendo una vida que no desea. Descubre, en exclusiva y bajo la voz de Mario Zorrilla, lo que Mauricio le cuenta a Fe en esta segunda carta de amor.

Mi querida Fe,

¿No te acuerdas del enamorado capataz que dejaste en Puente Viejo? ¿No merezco siquiera una simple contestación en la que me expongas todo lo que te ha acontecido desde que te fuiste a aquellas tierras de Gerona?

Bien sé que no me la merezco, mas seguiré insistiendo hasta que por fin claudiques ante este cenutrio que te escribe estas bastas líneas. Necesito alguna respuesta, Fe. Velo las noches pensando en ti, preocupado ante la ausencia de noticias tuyas.

¿Qué estarás haciendo mi amada Fe? ¿Cómo son tus nuevos señores? ¿Te tratan tan bien que ya no me recuerdas? ¿Hay algún buen capataz en tu nuevo destino que se ha ganado ese corazón que debería pertenecerme?

Porque aquí me dejaste, con el corazón congelado en la fría Casona, a la merced de la Doña y bajo el yugo de un matrimonio que nunca quise. Sé que eso es lo que merezco, pero no me resigno a perderte. Nunca lo haré.

Me dejaste claro que te fuiste para no volver, pero algo en el fondo de mi corazón me dice que algún día aparecerás por el puente viejo que da nombre al pueblo que unió nuestros corazones y volveremos a encontrarnos. Pero por ahora, me conformo con tu respuesta.

Tu Mauricio, que te adora, y no te olvida.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.