MOMENTOS I CAPÍTULO 5 I DE ENCUENTROS Y DESENCUENTROS

MOMENTOS I CAPÍTULO 5 I DE ENCUENTROS Y DESENCUENTROS

Ana se ve obligada a aceptar la propuesta de matrimonio de Brás

Ana es la última oportunidad de Doña Mencía y las damas para poder escapar de su cautiverio portugués y Salazar lo sabe. El poderoso Brás está completamente enamorado de ella y solo dejará libres a los demás si Ana acepta casarse con él. Ana se ve obligada a aceptar para salvar su vida.

Han pasado tres meses desde que el capitán Salazar partió a la ciudad de Santos para pedir ayuda y más de tres años desde que comenzó la expedición. María está a punto de dar a luz a Hernandito y Ana, por fin, se ha decidido a besar a Alonso.

Salazar solo trae buenas noticias en parte; el gobernador de Brasil no les facilitará ningún barco para ir a Asunción, tan sólo para llegar a Santos. Se encuentran en un dilema ya que no pueden continuar demasiado tiempo en San Francisco sin soldados ni armas que les protejan. Si abandonan la colonia estarán desobedeciendo al Emperador. Por eso no les quedará más remedio que esperar en Santos a un barco que parta a Europa para pedir ayuda a la corona española.

En Santos son recibidos por Tomé de Souza, gobernador de Brasil, y por Brás de Cubas, gobernador de Santos. Éste último pone a disposición de Mencía y sus damas toda clase de lujos. Ana está bellísima y Alonso no duda en pedirle que se case con él, pero la respuesta no es la que él esperaba.

Alonso y Pelayo se han dado cuenta de que las doncellas sólo los querían para entretenerse y deciden separarse de la expedición trabajando para Brás en su plantación. Pola y Lupe también tomarán su propio camino, ya que ambas han conquistado a dos acaudalados portugueses.

El Gobernador intercepta la carta que Mencía había escrito para partir rumbo a España y se da cuenta de que no sólo pide ayuda, sino que la Adelantada también denuncia el trato que se les presta a los indios. Souza responde indignado ante tal atrevimiento tomando como prisioneras tanto a Mencía como al resto de damas.

Sin embargo, no está todo perdido. Brás, el hombre más poderoso de Santos, está enamorado de Ana. Si ella acepta casarse con él, quizá pueda recompensar a la expedición con barcos y dinero para continuar su viaje a Asunción.

Los mas vistos

Amstel Oro

El Pelotari y La Fallera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.