A LAS 22:15 HORAS

A LAS 22:15 HORAS

El Barco zarpa el lunes

El lunes, 17 de enero, El Barco zarpa en Antena 3. La nueva serie de aventuras que hará las delicias de todos los espectadores. Mario Casas, Juanjo Artero, Blanca Suárez e Irene Montalá, entre otros, protagonizan esta historia en la que una catástrofe mundial provoca un cataclismo que lleva a la desaparición de la tierra. ¿Serán los únicos habitantes del planeta?

. ¿Qué pasaría si de la noche a la mañana nos despertáramos y el mundo no estuviera ahí?, ¿qué pasaría si el fin del mundo te pillara encerrado en un buque-escuela de apenas 50 metros de eslora?, ¿qué pasaría si los únicos habitantes del planeta fueran tus compañeros de tripulación?... A estas inquietantes preguntas da respuesta El Barco, una serie producida por Globomedia (“El internado”, “Los hombres de Paco”) para Antena 3, que la cadena estrena este lunes 17 de enero a las 22,30 horas.

Un cataclismo mundial, provocado por un fatal accidente en Ginebra (Suiza) durante la puesta en marcha del acelerador de partículas, llevará a la tripulación y los alumnos del buque-escuela Estrella Polar a vivir la mayor aventura de sus vidas. Aislados y conscientes de que sólo se tienen los unos a los otros, el buque pasará a convertirse en su único hogar.

El Barco presenta una combinación de aventuras, misterio y amor, con escenas rodadas en alta mar y en un barco construido a tamaño real en el interior de un plató. La serie está encabezada por Juanjo Artero (“El Comisario”), Mario Casas (“3MSC”, “Los hombres de Paco”), Irene Montalá (“El internado”) y Blanca Suárez (“El internado”).  El resto del reparto lo completan los adultos Luis Callejo (“Princesas”), Neus Sanz (“Los hombres de Paco”), Iván Massagué (“La familia Mata”) y Juan Pablo Shuk (“Pasión de Gavilanes”).  Los alumnos están interpretados por Javier Hernández (“El pacto”), Marina Salas (“3MSC”, “El pacto”), Bernabé Fernández (“El internado”), David Seijó (“Aída”) y Giselle Calderón (“Becarios”). La niña Patricia Arbues cierra el reparto.

El capitán del buque (Juanjo Artero) tendrá que compatibilizar el mando con su papel de padre, una faceta que hasta ahora no había tenido que ejercer. En esta nueva tarea contará con el apoyo de la cocinera, Salomé (Neus Sanz) y la científica Julia (Irene Montalá),  que se convertirá en un referente materno para su hija pequeña.

Entre los adultos se encuentran también De la Cuadra (Luis Callejo), el Primer Oficial, y Burbuja (Iván Massagué), ayudante de la cocinera en los fogones. Gamboa (Juan Pablo Shuk) es el profesor de supervivencia, encargado de enseñar a los alumnos las nociones básicas para sobrevivir en alta mar.

Entre los jóvenes, Ulises (Mario Casas), un polizón rebelde y con madera de héroe, y Ainhoa (Blanca Suárez), la hija mayor del capitán, sentirán una irresistible atracción a pesar de tener dos caracteres muy diferentes. Despreocupados y con ganas de pasarlo bien, los alumnos estrecharán sus lazos tras descubrir que lo que iba a ser una tranquila travesía de instrucción de dos meses de duración se convierte en un incierto viaje hacia ninguna parte. Piti (Javier Hernández) es el macarra del grupo. Vilma (Marina Salas) es la chica dura. Palomares (Bernabé Fernández), el alumno sacerdote. Estela (Giselle Calderón), la romántica, y Ramiro (David Seijó), el inconformista.

El Barco reúne un original planteamiento narrativo y una puesta en escena de gran calidad, que ha llevado a reproducir en el plató un goleta de 50 metros de eslora con un precisión inédita en la ficción nacional, cuidando hasta el más mínimo detalle. El decorado interior y el rodaje en alta mar, en la segunda mayor goleta de España, convierten a El Barco en una serie de enorme envergadura desde el punto de vista de la producción.

Daniel Écija, Álex Pina e Iván Escobar están al frente de la producción ejecutiva de El Barco, que cuenta con Luis San Narciso como Director de Casting y Fernando González en la Dirección de Arte.

Nuevo hogar, nueva familia

El Estrella Polar es un buque-escuela pensado para albergar y formar a un grupo de jóvenes alumnos en todo tipo de materias y conocimientos marinos, desde iniciación al buceo a oceanografía, biología, primeros auxilios o supervivencia extrema. Unos estudios de dos meses de duración que, de la noche a la mañana, se convertirán en un curso de formación indefinida.

Después del cataclismo, con el mundo sumergido bajo el mar, el barco ha pasado a convertirse en la casa de todos. Los vestuarios, camarotes, cocinas, aulas de docencia, sala de máquinas, puente de mando, etc. se transformarán en sus paisajes cotidianos. Allí vivirán situaciones extremas y nuevas emociones. Ése será todo su mundo desde ahora y para siempre.

La segunda mayor goleta de España, de 50 metros de eslora, reproducida en el interior de un plató

El Barco es una producción de gran envergadura que reproduce a tamaño real un barco de cincuenta metros de eslora. Unos espectaculares decorados de más de 1800 metros cuadrados que reflejan con todo detalle el interior de la embarcación, desde la sala de máquinas a los camarotes del capitán y los alumnos, la sala de juego, la cocina o el comedor.

En la reconstrucción interna del barco se ha buscado sobre todo la correspondencia visual con el buque escuela real. Así, el decorado principal está formado por tres plantas conectadas mediante escaleras internas y que representan tres niveles: la planta superior con la cubierta, el puente de mando y las zonas de relax de los alumnos; el nivel intermedio con el comedor, las aulas donde se imparten las clases, la cocina y los camarotes de los oficiales y el capitán; y el nivel inferior, que responde a los camarotes de los marineros, servicios, vestuarios y duchas.

Para terminar, la sala de máquinas está presidida por un motor real de 2.700 kilos, que fue la primera pieza en colocarse dado su gran tonelaje. Una vez montado el motor, se completaron el resto de las estancias que lo acompañan, desde la bodega a la lavandería pasando por un pequeño taller o la sala frigorífica. En esta planta se ha optado por no poner ventanas ya que simula estar por debajo de la línea de flotación.

Detrás de este laborioso trabajo, se encuentra el equipo de decoración de Fernando González, Director de Arte de Globomedia, que ha buscado la mayor verosimilitud y realismo en la reproducción del interior de la nave, no sólo en la distribución de las distintas estancias sino también en detalles como los tambuchos, cuerdas, remaches y velas utilizados.

En la reconstrucción interna del barco, que ha llevado cuatro meses de trabajo y en la que han participado más de 400 personas, se han utilizado 7.500 metros de cable, 130.000 remaches, 120 vigas y 1.800 metros de cabo para la cabuyería. Para la elaboración de los nudos de las cuerdas sobre la cubierta se pidió la colaboración de marineros experimentados, que fueron los encargados de su realización.

Para el rodaje en alta mar, algo que supone un gran reto técnico, se cuenta con la segunda goleta más grande de España, solo superada por el Juan Sebastián Elcano. Se trata del barco Cervantes Saavedra, cuyo amarre real está en La Marina Real Juan Carlos I, puerto de la Copa América, en Valencia.

 

Los mas vistos

Amstel Oro

El Pelotari y La Fallera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.