CONCURSO CERRADO

CONCURSO CERRADO

Consigue uno de los cinco libros [CONCURSO CERRADO]

Si te ha gustado la serie, no puedes perderte la novela 'Cuéntame un cuento', un trhiller psicológico que hará las delicias de todos a los que os gusta la novela negra clásica con un tono psicológico. Fantasía y fábula de los personajes clásicos con ingredientes de la mejor novela policíaca y de intriga. El regalo perfecto para estas navidades puede salirte totalmente gratis con uno de estos cinco libros que sorteamos.

Portada de 'Cuéntame un Cuento'

LOS GANADORES:

Laura

EL PATITO FEO

Cuando nació Daniel, sus padres descubrieron que tenía una deficiencia motora que le impediría llevar una vida normal. Este hecho, hizo que su padre, que pertenecían a una familia muy poderosa y adinerada, decidiera dar en adopción a aquel desvalido niño. La madre poco pudo hacer ante aquella decisión; sabía que nada que dijera le haría cambiar de opinión. Así que, pese a sus esfuerzos, el niño fue dado en adopción.

Su vida en el orfanato no fue nada fácil, además de la dificultad que suponía para Daniel tener que ir en silla de ruedas y con distintos aparatos en espalda y brazos para poder realizar tareas tan simples como coger una cuchara o escribir en el teclado de un ordenador, se sumaba la discriminación y el desprecio con el que le trataban algunos de sus compañeros. Le hacían sentir débil e inferior, siempre estaban metiéndose con él y burlándose a su costa. Lo llamaban el Patito Feo del orfanato.

Daniel supo ser paciente y con su esfuerzo y dedicación a los estudios consiguió una beca para estudiar en una de las mejores universidades de América. Allí, en la facultad de ciencia y tecnología, conoció a mucha gente importante que se interesó por estudiar su deficiencia. Uno de sus colegas de la universidad encontró una cura para Daniel, así que este no lo pensó dos veces y se sometió a la operación. Todo salió perfecto y su vida cambió por completo; ahora sus extremidades tenían casi un completo funcionamiento.

Daniel decidió regresar a España y vengarse de aquellos que habían hecho de su vida un infierno, ahora estaban en igualdad de condiciones.

Daniel Cardoso

CENICIENTA

Érase una vez una bella niña de 17 años llamada Miriam que vivía  con su padre, esta había perdido su madre hacía pocos meses,  el padre decidió casarse con una mujer que había conocido, pocos meses después el padre murió en una accidente, la madrastra felizmente por haber heredado toda la herencia de su padre bautizo a su hijastra como cenicienta ya que le consideraba una desagraciada.

La madrastra de Cenicienta no hacía nada en la casa sino simplemente se daba caprichos por lo que cenicienta tenía que hacer todas las tareas del hogar. Un día una amiga de Cenicienta le dijo que fuese con ella a la fiesta de un chico  que le gustaba, Cenicienta se lo pregunto a su madrastra y esta tajante le dijo que no porque ella se  iba al bingo y tenía que quedarse a limpiar la casa que vendría sobre las 12.

Cenicienta sin hacer caso a la madrastra se arregló y se fue a la fiesta con su amiga. Cenicienta fue a la fiesta y allí deslumbro a todos los chicos y en especial con el que le gustaba a su amiga por lo que  se liaron pero se dio cuenta que eran las 12 menos cuarto y tuvo que volver corriendo a su casa sin poder despedirse del chico. Por suerte su madrastra no había llegado por lo que se puso su pijama y se puso a limpiar la casa hasta que esta llego.

La amiga de Cenicienta envidiosa del éxito de la fiesta decidió contarle a la madrastra de su amiga que esta había desobedecido sus normas por lo que esta deicidio castigar muy duramente a la cenicienta sin salir de casa .A los pocos días Felipe el chico de la fiesta encontró en su cama un DNI de cenicienta donde figuraba su dirección .Este decidió ir a su casa y en ese momento no estaba la madrastra en su casa. Cenicienta y su  chico se subieron a la habitación pero apenas a los 15 minutos llego la madrastra , por lo que el chico se escondió en el armario para que no le pillasen , esta subió a la habitación pero encontró unos calzoncillos debajo de su cama  esta enfurecida le pego una bofetada a Cenicienta y le dijo que era un lastre en su vida confesándole que ya que había conseguido matar a su padre ya que había sido culpa de ella ese accidente  ,ella no le  iba a suponer un impedimento por lo que la madrastra intento matar a cenicienta con una pistola que guardaba pero lo que no contaba es que Felipe  estaba en el armario por lo que la apuñaló por detrás la madrastra quedo muerta en el suelo .

Conciten y su chico decidieron irse a vivir a otro pueblo donde consiguieron un trabajo digno y fueron felices por lo que Cenicienta aprendió que la vida pone a cada en su lugar y da a cada cual lo que merece.

 

Miguel Ángel

BARBA AZUL

En mi historia, los protagonistas son Diego (actual Barba Azul) y Mireia. Diego  es un perverso sadomasoquista que disfruta violando a mujeres que previamente ha invitado a su casa y luego las asesina, inyectándoles un suero que torna la piel azulada y produce la asfixia. Su locura le lleva a conservar objetos personales de sus víctimas. Mireia es una de las víctimas de Diego, pero ella empieza a sospechar de sus intenciones, ya que descubre cuadros clínicos sobre la extraña enfermedad de Diego y también relaciona los objetos personales de las víctimas con anuncios en Internet sobre los asesinatos del Azul (nombre debido a la piel azulada de las chicas asesinadas). Mireia desenmascara a Diego, pero éste logra retenerla y someterla a sus violaciones. En un último instante, Mireia logra distraer a Diego y le inyecta el suero mortal que acaba matándolo. Ella trata de llamar a la policía pero descubre que también está infectada del suero y termina muriendo. La historia de Barba Azul contada de la forma más perversa posible.

 

Miguel

EL REY LEÓN

Érase una vez un muchacho de doce años que jugaba muy bien a fútbol. Su padre era un hombre muy rico, pero también muy honrado. Tenía una empresa de material deportivo que le generaba muchos beneficios. Entre otras cosas, suministraba material deportivo al equipo de fútbol de su hijo.

Aquél muchacho tenía un tío, hermano de su padre, que vivía en la tristeza y la amargura, tras ser víctima de una estafa por parte de unos antiguos socios, entre los cuales figuraba su difunto padre. No soportaba ver como su hermano y su sobrino vivían felices, a pesar de que ellos sí le apreciaban y se preocupaban por él. Entonces, ideó un malvado plan para deshacerse de ambos y quedarse con sus riquezas.

Un buen día, se citó con su hermano en su piso, y fruto de una discusión, lo tiró por la ventana, diciéndole "larga vida al rey". Acto seguido, llamó a su sobrino. Al llegar éste y ver el cadáver de su padre en la acera, rodeado de un charco de sangre, su malvado tío le dijo que su padre se había suicidado porque estaba muy disgustado con él, y que era el único responsable de su muerte. Le ordenó que huyese y que no volviera jamás.

Al huir el muchacho, unos sicarios enviados por su tío estuvieron a punto de acabar con su vida, pero milagrosamente el chiquillo consiguió escapar de ellos.
Aquél malvado hombre heredó la empresa familiar de su hermano, pero su gestión al frente de la misma fue un desastre, y la llevó a la ruina.

Su sobrino, sin embargo, consiguió sobrevivir, aunque muy lejos de aquella ciudad. Dos vagabundos le acogieron en un hostal perdido en la montaña y le ayudaron a salir adelante. El inocente niño tenía un terrible sentimiento de culpabilidad a sus espaldas, ya que creía que era el responsable de la muerte de su madre. El fútbol era lo único que le hacía ilusión. Cada noche antes de ir a dormir, jugaba un partido con los dos vagabundos, que se gastaban el poco dinero que tenían en hacer feliz al chiquillo.

Pasaron los años, y el inocente y enclenque niño creció y se convirtió en un joven alto y fuerte. Un día, leyó una noticia en el periódico que le conmocionó. El equipo de su antiguo ciudad había cerrado debido a las presiones de un empresario, que no era otro que su tío. Su tío había comprado las instalaciones y las había vendido para construir un centro comercial. Miles de niños habían perdido el campo de fútbol para jugar. Furioso, convenció a sus amigos vagabundos para que les acompañara a encontrarse con su tío.

Al volver a su antigua ciudad, su antiguo barrio era un completo solar.

Una excavadora estaba a punto de demoler el campo. Cerca de ella, estaba su malvado tío. El joven lo siguió, hasta llegar a su despacho. Una vez allí, su tío se llevó un susto de muerte al verlo. Era igual a su difunto hermano, a quién había asesinado. Pero era imposible que fuera él. Cuando su sobrino le reveló su identidad, el malvado hombre cogió una pistola y le apuntó con ella. Le obligó a acercarse a la ventana. Una vez allí, lo arrojó al vacío, aunque el chico consiguió agarrarse. Su tío se acercó y le dijo: "¿dónde he visto esto yo antes?" y cruelmente le susurró al oído: "yo maté a tu padre". Preso de rabia, el joven logró escalar y entrar de nuevo en la estancia, abalanzándose sobre su tío. Ambos empezaron a pelearse. Por desgracia, el hombre consiguió agarrar de nuevo el revólver. Apuntó a su sobrino... y disparó. Pero ninguna bala hirió al joven, porque la pistola no estaba cargada. El chico le había dado el cambiazo. Éste llamó a la policía, que detuvo a su malvado tío. Le condenaron por el asesinato de su hermano, ya que las cámaras del despacho habían grabado toda la escena y la conversación.

Y aquél niño inocente que jugaba al fútbol las mañanas de los sábados en el campo, ordenó parar el derribo del mismo, consiguiendo que los chavales del barrio pudieran seguir jugando allí siempre que quisieran.

 

IRENE SÁNCHEZ ALEGRE

LA SIRENITA

Cerca de las costas del mar cantábrico, vivía tritón, un gran empresario de maricos, con sus cinco hijas.

La pequeña de todas, Ariel, sufrió un terrible accidente que le dejaría sin movilidad en las piernas durante largos años de su vida.

La chica era bastante tímida, no salía apenas de casa, por lo que le era imposible sociabilizarse con los demás y tener energía suficiente para comenzar a efectuar su rehabilitación.

Sus únicos amigos eran un pez, que habitaba en una larga pecera, dentro de su habitación, y un cangrejo que le regaló su padre a los 12 años, pues ella ya tenía 18.

De repente un día, apareció un hermoso joven en la enorme mansión del señor tritón, decorada principalmente por conchas marinas.

Este chico había venido a asociarse con su padre en un tema de la empresa marina.

Ariel, cuando lo vio, sintió un tremendo estallido de emociones, notó como se le oprimió el corazón y a partir de ello, empezó a cambiar su vida.

Comenzaron las salidas nocturnas y diurnas, hasta que tuvieron un terrible encontronazo. Ella avergonzada por sus desgracias, y él con muchas ganas de ayudarla.

Poco a poco pasaron los días, y con ayuda de él, ella aprendió de nuevo a caminar. Le encantaba reír, soñar y, sobre todo, le encantaba cantar, pues podría haber sido cantante, ya que lo hacía muy bien.

Pero de repente un día, apareció la familia del muchacho y junto a ella una hermosa joven. Ariel no sabía que él era de casta real, y que era posible que su precioso príncipe ya tuviera princesa, por lo que decidió alejarse de su vida para siempre.

Con el tiempo, el príncipe y la joven dama se comprometieron, y fecharon la boda para unos días después, pero Ariel decidió sabotear esa boda, antes de que le traicionaran al príncipe.

La pequeña sirenita, como así le decía su padre, había escuchado una terrible conversación que tuvieron la prometida y su madre, acerca de apropiarse de todas las ganancias del príncipe y de hacerle alguna fechoría para desterrarlo de por vida de la comarca, y así ellas apropiarse de su reino.

Finalmente, el día de la Boda, en un lujoso yate y acompañado de muchísimas personas, el príncipe se dispuso a casarse, pero Ariel encontró la manera de hacer que no se casaran.

 

Imanol Ahijado Rubio

PINOCHO

Érase una vez...

Un carpintero que se dedicaba a tallar maquetas de barcos como referencia para su posterior construcción. El carpintero tenía un hijo adolescente adoptado, el cual tenía tendencia a contar muchas mentiras para escaquearse de líos e irse de fiesta con sus amigos. El muchacho soñaba con ser bailarín profesional pero, de momento, trabajaba como bailarín secundario en un local de su barrio, regentado por un hombre grande y déspota que trataba a sus empleados como marionetas. Pinocho tenía una tía, la cual le había explicado todo el asunto de su adopción; ella siempre había velado por él como si fuese su Hada madrina pero, desde el día de la noticia de su adopción, Pinocho comenzó a portarse peor que nunca y a tratar a su padre y a su tía como a dos desconocidos. Hasta un día en que, Pinocho tuvo que acompañar a su padre al puerto de la ciudad a presentar su última maqueta y se lanzó al agua a salvarlo tras haberse resbalado este y golpeado en la cabeza antes de hundirse. Durante el rescate, Pinocho tuvo que arrastrar a su padre a la superficie intentando escapar de un enorme y violento pez que había estado merodeando en el puerto los últimos meses. Días después en el hospital, su padre le entregó una carta de su madre biológica y, tras leerla, Pinocho comprendió el enorme sacrificio de su madre al entregarlo y lo injusto que había sido con quien le había dado un hogar. Desde entonces, Pinocho cambió su carácter y empezó a valora más su vida, dándose cuenta de lo afortunado que era de poder sentirse como un niño de verdad.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.