Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

Más cine en

ATRESMEDIA CINE
INAUGURA SU ESTRELLA EN EL PASEO DE HOLLYWOOD

Hugh Jackman, la familia antes que la fama

El protagonista de 'Los Miserables' ha inaugurado su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood acompañado por su familia, lo más importante para él según ha declarado en una entrevista para la cadena CBS. Recordó como él también tuvo momentos "miserables" en su infancia y recordó como su madre le abandonó cuando era niño.

Hugh Jackman, la familia antes que la fama ver el video

La Sexta  |  Madrid  | Actualizado el 14/12/2012 a las 19:01 horas

Hugh Jackman ya puede presumir de tener su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. El actor australiano ha descubierto este jueves su placa en el famoso paseo angelino acompañado, entre otros, de sus compañeras en la película 'Los Miserables', Amanda Seyfried y Anne Hathaway.

"Es un día surrealista. Siempre recordaré el 13 de diciembre, y creo que de aquí me voy a ir derecho a comprar lotería o a un casino porque parece que alguien me está mirando con muy buenos ojos en este momento", afirmó el actor.

Y es que en pocas horas el protagonista de Lobezno no sólo ha descubierto su estrella en el Paseo de la Fama, sino que además ha sido nominado como mejor actor de comedia o musical para los próximos Globos de Oro por su papel en Los Miserables.

"Estoy alucinado. La estrella está justo aquí, afuera de donde presenté la gala de los Oscar y a dónde volveremos si la película está nominada", comentó el australiano."Será genial levantarme en la gala y poder además mostrar un poquito del show de Los Miserables a todo el mundo".

El actor estuvo acompañado también por Jay Lenno y su familia. Desde su mujer, Deborra-Lee Furness, hasta sus dos hijos, a quienes dedicó la mención entre bromas.

"Utilizaré la placa como una futura terapia para ellos". El protagonista de Australia cree que "dentro de 10 años cuando recuerden todas las cosas que su padre está haciendo mal ahora, les va a costar una fortuna en terapias", así que, ha pensado que "pueden ir a la estrella, llenarla de graffitis, pisotearla o tirar bebidas encima de ella", bromeó.

UN RECONOCIMIENTO A UNA PROLÍFICA CARRERA
La estrella en el Paseo de la Fama es la guinda del pastel a las que, desde el punto de vista profesional, pueden ser las mejores Navidades para Jackman. El actor estrenará el próximo 25 de diciembre Los Miserables, la nueva adaptación del mítico musical que protagoniza junto a Russell Crowe y Anne Hathaway y que le ha convertido en uno de los intérpretes que suenan con fuerza de cara a los Oscar.

Australiano de 44 años, el reconocimiento para el gran público le llegó gracias a su personaje de Lobezno. Un papel que encarnó por primera vez en la primera entrega de la saga X-Men que en el año 2000 dirigió Bryan Singer. Un rol que repetiría en las dos entregas siguientes de la franquicia, X-Men 2 (2003) y X-Men: la decisión final (2006), y en X-Men Orígenes: Lobezno, la película de Lobezno en solitario.

Además, volveremos a verle luciendo garras en The Wolverine, la segunda película en solitario del mutante de Marvel, que se estrenará este verano, y está a punto cerrar su participación en X-Men: Days of Future Past, la secuela de X-Men: Primera generación, reinicio de la saga en la que también hizo un pequeño cameo.

Pero no solo de Lobezno vive Jackman, entre sus titulos se encuentran trabajos con directores destacados como Christopher Nolan (El truco final. El prestigio), Darren Aronofsky (La fuente de la vida) Woody Allen (Scoop) o Baz Luhrmann (Australia).

Extensa es también su carrera sobre las tablas de Broadway, de hecho se alzó con un premio por su papel en el musical The Boy From Oz. Unos galardones que llegó a presentar, al igual que hizo con los Oscar, donde fue maestro de ceremonias en 2009. Su labor como anfitrión de los premios de la Academia de Hollywood fue una de las más aplaudidas de los últimos años.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana