Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

Más cine en

ATRESMEDIA CINE
PRESENTACIÓN EN LA GRAN VÍA DE MADRID

Stephenie Meyer revoluciona la Gran Vía madrileña con el estreno de 'The host'

Tras la fiebre de 'Crepúsculo', la escritora americana inicia una nueva saga literaria y cinematográfica más cercana al público adulto. Con este libro, Meyer enterra a sus criaturas Edward y Bella y abre una nueva trilogía en la que el amor y la convivencia de pueblos diferentes vuelven a tomar protagonismo.

Stephenie Meyer presenta The host en Madrid ver el video

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 05/03/2013 a las 11:03 horas

Tras la fiebre adolescente de "Crepúsculo", la escritora estadounidense Stephenie Meyer baja la temperatura hormonal y sube la reflexiva en "La huésped", inicio de una nueva saga literaria y cinematográfica más cercana al público adulto que presenta en Madrid ante su legión de fans. Como si fuera una estrella adolescente, a pesar de que tiene 39 años, Meyer se enfrenta a la prueba de la madurez.

Con este libro, la escritora enterró en 2008 a sus inmortales criaturas Edward y Bella y abrió una nueva trilogía en la que el amor en conflicto con la dicotomía cuerpo-alma y la convivencia de pueblos diferentes vuelven a tomar protagonismo y que tendrá su continuación con "El alma" y "La buscadora".

"La huésped (The Host)", el libro, lo escribió en 2008 y está editado en España por Suma de Letras, y "La huésped", la película, llegará el 22 de marzo, dirigida por Andrew Niccol, que ya exprimió la poesía a la ciencia ficción en "Gattaca", y con una nueva hornada de potenciales ídolos de masas.

Saoirse Roman (nominada al Óscar por "Expiación") asume el difícil papel protagonista, mientras que los chicos aspirantes a estrellas son Max Irons y Jake Abel, aunque la película se sostiene también con secundarios como William Hurt o Diane Kruger.

Stephenie Meyer, que se prodiga poco ante los medios, sí estará entregada a los fans que la han hecho millonaria y que, después de haber sufrido las vicisitudes amorosas entre el vampiro Edward y la mortal Bella, el paso de los años les prepara para otra historia de amor más serena.

La reflexión de Meyer sobre la imperfección humana y su incapacidad de alcanzar la paz fue el inicio de esta nueva trama, que se le ocurrió en un viaje de Phoenix, la ciudad donde pasó su infancia, a Salt Lake City.

Y en ella se presenta tan perfecto que no es humano. Los aliens han invadido los cuerpos de los hombres y solo unos pocos han evitado la extinción, aunque tendrán que emprender una encarnizada lucha por la supervivencia.

Entre ellos, Melanie Stryder, una adolescente que, aunque tiene a Wanda como alma invasora, lucha por mantener su identidad dentro de su propio cuerpo. Melanie, enamorada de Jared, y Wanda, enamorada de Ian, forman un nuevo y atípico trío emocional (que no sexual, pues la escritora de educación mormona siempre apuesta por la castidad) que se entremezcla con las referencias a la ciencia ficción que su padre leía.

Y, en la versión cinematográfica, no parece casual el parecido físico entre Max Irons, el nuevo héroe romántico, y Robert Pattinson.

Con 100 millones de libros vendidos y casi 2.560 millones de euros recaudados con las cinco películas de "Crepúsculo", el listón está alto, pero la imaginación de esta mujer nacida el día de Nochebuena de 1973 en Connecticut y que hasta 2005 había estudiado Filología Inglesa y había ejercido de recepcionista, parece no tener límites.

De momento, en lo literario, "La huésped" ha estado a la altura y estuvo 26 semanas en lo alto de la lista de libros más leídos de The New York Times.

Transcurridos casi cinco años hasta su traslación a la gran pantalla, el 22 de marzo se verá si los espectadores, igual que los lectores, comulgan con el salto de Meyer hacia lo adulto.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana