¡Te regalamos dinerito!

¡Te regalamos dinerito!

Si sigues nuestros consejos, puedes ahorrar 100 euros en las comidas de Navidad

¿Quieres ahorrarte un billete de 100 euros este año? Pues haznos caso y lo conseguirás.

Vamos a intentar ahorrar un dinerillo en Navidad.
Vamos a intentar ahorrar un dinerillo en Navidad. | Wikipedia

Las Navidades son esas fechas en las que todos nos ponemos estupendos. Es el momento de poner encima de la mesa lo mejor de lo mejor para darnos un festín de época. No obstante, tanta alegría nos puede dar un susto y dejarnos con la cartera tiritando. Por eso, aquí van unos consejitos sensacionales que nos ayudarán a que la cuesta de enero sea menos cuesta. Mirando por nuestro bolsillo, que falta le hace.

Turrón duro | Dfiles

El turrón, que sea de Jijona. La elección de uno u otro turrón puede suponer que nos gastemos la mitad de lo que teníamos previsto en este tradicional dulce navideño. Hay algunas marcas que, sin ser tan caras, fabrican con la misma calidad. Asegúrate de leer la etiqueta para comprobar contenido de almendras y procedencia. Si es de Jijona, confía en él aunque sea de marca blanca. El ahorro puede llegar a ser de 6 euros, pasando de invertir 12 en turrón a tan solo 6, la mitad en dos tabletas.

Dorada frente a besugo. Por tradición, el besugo es uno de esos pescados que se ponen por las nubes cuando llega la Navidad y que por inercia seguimos comprando. La semana clave, el precio puede rondar los 60 euros el kilo. Como alternativa, ¿por qué no adquirir lubinas o doradas con el sello Crianza de Nuestros Mares? Sabemos que vienen de bien cerquita -el Mediterráneo- y que llegan frescas a la mesa. El precio no llegará a los 20 euros, con lo que ahorraremos 40.

El marisco gallego | Internet

El marisco, 6 euros más barato unos días antes. Algo que parece que no puede faltar en ninguna mesa es el marisco. En el caso de cigalas y carabineros, se ha comprobado año tras año como son de los alimentos que más suben en el último momento: unos 6 euros de media comprándolos el 23 (o el mismo 24) frente a adquirirlos en torno al 20. Cómpralos y congélalos unos días, que no les pasará nada. Ahorra 6 euros por la patilla.

Ojo con la pularda. Por increíble que parezca, la diferencia entre comprar una pularda al carnicero de confianza o adquirir una de esas cajas en la que viene ya precocinada y prácticamente lista para consumir puede ser del triple, si hablamos de dinero. En el primer caso, por 15 euros el kilo podremos disfrutar de ella. En el segundo, nos iremos hasta los 45 euros. 30 euros: una diferencia abismal que podremos ahorrarnos si nos metemos el dinerito en el bolsillo y somos listos...

Pularda rellena | antena3.com

Huevo hilado, orejones... ¿realmente son necesarios? Cada año, muchos son los productos que, por tradición, se compran... sin que finalmente se coman. Es el caso del huevo hilado, que tiene como función ¿adornar? más que realmente aportar algo de sabor. Si prescindimos de él, así como de orejones, peladillas y otros productos similares, es posible que acabemos con 6 euros más en el bolsillo.

El champán ¿caduca? La idea de que el champán y el cava caducan hace que cada año hagamos una renovación del apartado de bebidas sin que realmente sea necesario. Si recuperamos las botellas que no llegaron a abrirse de las navidades anteriores podremos ahorrarnos como mínimo, unos 12 euros, si se trata de botellas normales o incluso más si son premium.

Si sunamos todo lo anterior, os encontraremos con que el ahorro podrá superar los 100 euros. Una cifra que no está nada mal y que podremos aprovechar para darnos algún caprichito... O tener un extra para afrontar la cuesta de enero.

Javier Sánchez | Madrid | Actualizado el 07/02/2018 a las 13:58 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Tarta de almendra

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.