21 DE ABRIL

21 DE ABRIL

Hígado de cordero con puré de apionabo

El hígado es uno de los latos más nutritivos que podemos tomar. No hay que abusar, pero es recomendable tomarlo, pues la vitaminas que tiene son esenciales para una dieta equilibrada. La receta que prepara karlos Arguiñano es toda una delicia.

Ingredientes (4 personas): 

Consejo: El sabor suave del apionabo hace que en cocina pueda utilizarse como aromatizante de sopas

  • 3 hígados de cordero
  • 1 cebolla
  • 1 apio nabo
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 200 ml. de vino tinto
  • harina
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • perejil
  • 1 hoja de laurel

Elaboración:

Pela el apionabo, córtalo en rodajas gruesas y cuécelo durante 20 minutos en una cazuela con agua y una pizca de sal. Escurre, colócalo en el vaso de la batidora con un chorrito de aceite y tritura. Resérvalo.  Corta la cebolla y el pimiento en daditos y ponlos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite. Pela la zanahoria, córtala en cuartos de luna y añádelos. Sazona y cocínalas hasta que queden bien doradas. Añade la salsa de tomate,  el vino y una hoja de laurel.

Corta los hígados de cordero en tiritas, salpimiéntalas y pásalos por un poco de harina. Saltéalos en una sartén con 4 dientes de ajo. Reserva los higadillos en una fuente con papel absorbente.  Maja los dientes de ajo (sin piel) en el mortero con una pizca de sal y añádelos a la cazuela de las verduras. Vierte  150 ml. de agua. Cuando empiece a hervir introduce los higadillos en la salsa y cocínalos durante 2-3 minutos. Sirve los higadillos y acompáñalos con el puré de apionabo. Adorna con unas hojas de perejil.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.