PROGRAMA 9

Esta casa era una ruina: Un temporal se llevó su casa

En este inicio de temporada, "ESTA CASA ERA UNA RUINA" se traslada hasta Mediona, en Barcelona, donde la familia de Tomás y Estela junto a sus tres hijos- recibe un mensaje de apoyo de los actores de la serie de Antena 3 Los hombres de Paco.
Podéis ver aquí los mejores momentos y el programa completo.

ruina_avance_2104

de 5

Así quedó la casa de la familia Cupillar Así quedó la casa de la familia Cupillar
  • Así quedó la casa de la familia Cupillar
    Así quedó la casa de la familia Cupillar Así quedó la casa de la familia Cupillar
  • Los hombres de Paco se sumaron a la fiesta...
    Los hombres de Paco se sumaron a la fiesta... Los hombres de Paco se sumaron a la fiesta...
  • Le dimos la sorpresa de su vida. El porgrama va a ayudarles...
    Le dimos la sorpresa de su vida. El porgrama va a ayudarles.. Le dimos la sorpresa de su vida. El porgrama va a ayudarles...
  • La historia de la familia Cupillar
    La historia de la familia Cupillar La historia de la familia Cupillar
  • ruina_avance_2104
    Un temporal destrozó su casa ruina_avance_2104

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 02/06/2010 a las 12:11 horas

En este inicio de temporada, "ESTA CASA ERA UNA RUINA" se traslada hasta Mediona, en Barcelona, donde la familia de Tomás y Estela –junto a sus tres hijos- recibe un mensaje de apoyo de de los actores de la serie de Antena 3 Los hombres de Paco

Jorge Fernández se traslada hasta Barcelona junto al equipo de expertos del programa: la jefa de Obra, Margot Pardo, que se incorpora al espacio para dirigir a un equipo de más de 30 personas; Marisa Gutiérrez, que trabajará en interiorismo y creatividad como lo ha venido haciendo hasta ahora, y Raúl Vaíllo, que seguirá ejerciendo de capataz.

 

A principios de este año, un temporal de viento azotó la provincia de Barcelona. La casa en la que vive esta familia sufrió los efectos de ese temporal. Cayeron 32 pinos en el terreno de la vivienda, cinco de ellos sobre la casa y otro sobre el coche que utilizaba Tomás para su trabajo de repartidor.

Los pinos dañaron parte de la azotea de la casa y causaron daños en el tejado, provocando que la lluvia entrara dentro de la casa. El jardín quedó destrozado, con árboles arrancados de raíz por la fuerza del viento. Así, la zona de juego de los niños se había convertido en un lugar peligroso para ellos. Además, la pequeña de la familia, cada vez que hace aire tiene miedo y no quiere dormir en la casa.

Pero dentro de la vivienda, las condiciones tampoco eran las mejores. Aparte de las grietas ocasionadas por la caída de los árboles, la humedad y el frío de las habitaciones hacían que toda la familia durmiera en una sola habitación, la más caliente, ya que ni contaban con calefacción, sólo con una pequeña chimenea.

Es una familia humilde y con pocos recursos económicos, que vive de un sueldo muy bajo. Además, la casa en la que viven no es de ellos, sino de los padres de Tomás. Ellos les dejaron vivir allí cuando tuvieron que abandonar el piso de alquiler en el que se alojaban porque no tenían dinero para pagarlo. Vecinos, familiares y amigos les ayudan económicamente en lo que pueden.

El programa busca a familias que han pasado por circunstancias difíciles y que desgraciadamente no han podido cumplir el sueño de disponer de una casa confortable. Muchas de ellas han pasado o están pasando por momentos de dificultad: su casa ha podido ser víctima de una catástrofe natural, tienen problemas económicos graves o algún miembro ha sido víctima de una enfermedad. En todos los casos hay un factor de desgracia o infortunio que les ha impedido, hasta ahora, poder reunir los recursos necesarios para hacer de su vivienda un lugar confortable, digno y agradable.

 

Los casos que solucionó "ESTA CASA ERA UNA RUINA"

 

En sus dos anteriores ediciones, cerca de 12.000 familias se pusieron en contacto con el programa para formar parte del proceso de selección, del que salieron las 8 familias protagonistas del espacio en cada temporada.

El primer caso del que se ocupó "ESTA CASA ERA UNA RUINA"  fue el de la familia Albacete, de Tordera (Barcelona) compuesta por María José Albacete, que mantiene a cinco de sus siete hijos: Nancy (15), Cristina (13), Sonia (11), Eric (5) y Jano (4), fue el primer caso que resolvió el espacio que presenta Jorge Fernández.

 

En la segunda edición del programa, Jorge Fernández y todo el equipo de "ESTA CASA ERA UNA RUINA" se enfrentó a un gran reto: reconstruir un orfanato en San Antonio de Benágever (Valencia) en su programa especial de Navidad, la primera vez que se ayuda a una institución y no a una sola familia. Contaron con la colaboración de la Fundación Antena 3 y los presentadores de la cadena Matías Prats, Mónica Martínez y Javier Estrada.

 

La audiencia de las dos anteriores temporadas

 

El programa de Antena 3 ha sabido conquistar al público, superando su propia marca en cada emisión. Tal es el caso del último programa, que logró un 27,7% de audiencia media en el target familiar y casi tres millones de espectadores (2.800.000).

"ESTA CASA ERA UNA RUINA" se convirtió en su estreno (5 de noviembre de 2007) en el mejor debut de la temporada, al congregar frente al televisor a una media de 3.664.000 espectadores (19,9% de share). La segunda temporada del programa arrancó con un 22,5% de share, su mejor dato de share desde su estreno en 2007, y reunió a 3.083.000 espectadores.

La edición de "ESTA CASA ERA UNA RUINA" en Canet de Mar (8 de octubre de 2008) consiguió anotar su máximo histórico: un 23,6% de share y 3.763.000 espectadores, lo que le posicionó como mejor oferta de la noche. Además, su pico de audiencia coincidió con el ‘minuto de oro’ del día con datos del 40,5% de share y 5.100.000 seguidores.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas