Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar

DE LUNES A VIERNES DE 9:00 A 12:15

Los mejores vídeos
EL DESAHUCIO DE IRENE GONZÁLEZ

"No voy a levantar cabeza en la vida"

Irene González está pasando uno de los peores momentos de su vida, espera la tan temida orden de desahucio, cuenta con el apoyo de amigos y vecinos, pero sabe que está a punto de perder su casa, una humilde vivienda del barrio de Vallecas de Madrid. Aquí vive con sus tres hijos, dos de ellos menores de edad.

  • Irene González y sus hijos se quedan sin casa
  • Vive separada, con tres hijos y su ex marido nunca pagó la hipoteca. Ahora se queda sin casa
  • Espejo Público, Desahucios
  • irene-gonzalez-sus-hijos-quedan-casa
Video: antena3.com

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 22/11/2012 a las 10:36 horas

Irene está separada. En el contrato de divorcio pactaron que su ex marido se ocuparía del pago de la hipoteca. "En el acuerdo de separación se dijo que no se pagaba la alimentación de los niños porque estaba pagando la hipoteca. Lo cierto es que yo he dado por sentado que se estaba pagando la hipoteca y resulta que te enteras de que no, que la tienes embargada, subastada y que te tienes que ir", asegura.

Su última esperanza es el nuevo decreto ley aprobado por el Gobierno. Es víctima de violencia de genero, su ex marido tiene una orden de alejamiento y el pago de la hipoteca es superior a la mitad de su sueldo. La vivienda les costó en su su día unos 20.000.000 de pesetas, 120.000 euros, aunque han pagado una parte, la deuda actual es mayor 140.000 euros. "Esa deuda no se por qué es. Supongo que habrán metido intereses de demora, costas judiciales, no se. Es un dineral y no voy a levantar cabeza en la vida", se lamenta.

El actual propietario, un banco, quiere derribar el inmueble para construir un edificio nuevo. Un negocio redondo, porque ella se queda en la calle y con la deuda intacta. "Tengo unos menores de los que soy responsable, no se si alguien se ha dado cuenta. En lugar de hacerte el día a día más llevadero, me lo están haciendo llevar con un lastre enorme".

Finalmente los agentes judiciales no aparecen. Irene lo celebra con un bizcocho con los allí congregados. El desahucio, de momento, tendrá que esperar.

Compartir en:
PUBLICIDAD