DE LUNES A VIERNES DE 9:00 A 12:15

Los mejores vídeos
CLUBES DE FÚTBOL ESTAFADOS

El timo del camarero disfrazado de jeque

Los Mossos d'esquadra han desarticulado en Barcelona una importante banda de timadores. Se hacían pasar por jeques árabes para firmar contratos falsos. Sus víctimas eran empresas o clubes de fútbol con problemas económicos. Intentaron engañar al Getafe, al Espanyol, o al Palafrugell.

  • El jeque era un camarero
  • La estafa que ha destapado la Policía ha afectado a varios clubes de futbol
  • Espejo público, Estafa
  • jeque-era-camarero
Video: antena3.com

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 28/06/2012 a las 11:30 horas

La Policía ha encontrado contratos falsos, ordenadores, y hasta un disfraz que le hacían ponerse al supuesto jeque árabe, que no era más que un camarero brasileño al que habían pagado 50 euros por disfrazarse. Ellos se ofrecían como intermediarios de unos supuestos millonarios que querían comprar la empresa. De momento son 7 los detenidos, un dominicano y seis españoles. El famoso camarero todavía no ha aparecido.

Joan Batalla Juanola y Marc Toscas son una pareja de empresarios que actuaban como cabecillas de la banda de estafadores. Crearon una página web para llevar a cabo sus negocios. Ellos eran los intermediarios entre los clubes de fútbol que necesitaban financiación y los supuestos millonarios árabes.
¿Pero en qué consistía la estafa?. Pedían a los clubes un aval antes de formalizar la compra. Incluso organizaban viajes a Dubai para hacer más creíble la estafa. Comidas en restaurantes de lujo, coches con chófer, alojamientos por todo lo alto...Ángel Torres, presidente del Getafe se alojó en el único hotel de 7 estrellas del mundo que se encuentra en Dubai.

Sea como fuere, esa compra nunca cuajó y según los Mossos, lo que recibió el Getafe fue un cheque sin fondos. Y el jeque que ofreció junto a él una rueda de prensa a bombo y platillo, no es más que un farsante. Ángel Torres, eso sí, ha negado a Espejo Público haber pagado ningún tipo de aval a estos impostores. Y lo mismo los directivos del Espanyol, que evitaron la estafa porque les avisaron a tiempo.

La Policía catalana imputa a los siete detenidos delitos contra la Hacienda Pública, estafa, apropiación indebida, insolvencias punibles y organización criminal.

 

Compartir en:
PUBLICIDAD