SU MARIDO SIGUE EN COLOMBIA

SU MARIDO SIGUE EN COLOMBIA

Tensión en el entierro de Irene Cortés

Impotencia y dolor en el entierro de Irene, la española asesinada en Barranquilla. La familia exige Justicia y algunos siguen convencidos de la implicación del marido en los dramáticos hechos.

Multitud de familiares y amigos de Irene Cortés, la turista malagueña de 30 años que falleció el pasado 2 de marzo en Barranquilla (Colombia) tras recibir un disparo de un atracador mientras se encontraba en un bar, han dado el último adiós a la joven, que ha sido enterrada en el cementerio de Vélez-Málaga, municipio en el que residía.

Al sepelio acudieron unas 200 personas, entre familiares, amigos de Irene, que protagonizaron escenas de llanto y dolor. Lanzaron gritos pidiendo "Justicia" en este asunto. Tras el término del funeral, el féretro fue llevado a hombros por varios familiares que lo depositaron en un nicho. Despúes del entierro, las personas que allí se concentraron lanzaron gritos contra Farid, el marido de Irene al que cacusaron de incitar al asesinato de su mujer.

Farid Llinás, el marido de Irene, no se ha presentado en España con el cadáver de su mujer tal y como aseguró tras el asesinato. Afirma sentirse "amenazado" por los familiares de Irene.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.