EN FRONTERA, MURCIA

EN FRONTERA, MURCIA

Piden 36 años de prisión por la muerte de su hija de 7 años

La pequeña Estefanía vivía desde hacía tres meses en Murcia con su madre y su padrastro. Su vida, desde que llegó a España fue un infierno. Murió a los 3 meses tras sufrir malos tratos

Verónica, una ecuatoriana de 42 años, consiguió, tras un sinfin de trámites, que su pequeña pudiera viajar a España. Tanto ella, como su otro hijo de 10 años. Junto a Verónica y su actual pareja vivía otro tercer hermano, de cuatro. Los cinco vivían, por fín, juntos en una modesta vivienda a las afueras de la localidad murciana de Fortuna. Pero su felicidad como nueva familia unida duró apenas 3 meses. El 5 de noviembre de 2008 encontraron a Estefanía muerta en su casa. Desde que llegó a España, la vida con su madre no había sido más que un infierno. La pequeña había sido agredida sexualmente no una vez, ni dos, sino de forma reiterada. Y por eso murió, según la autopsia. Un fallo multifuncional generado por una infección no tratada.

A los pocos días, el juez de instrucción ordena el ingreso incondicional en prisión de la madre de la pequeña y de su actual pareja. Él, acusado de la agresión sexual, y ella, por encubrimiento. Se les imputa además inicialmente un presunto delito de homicidio, en el caso de que los informes revelen que la agresión sexual fuera el orígen de la muerte de la menor. Los agentes percibieron, desde un primer momento, señales de abusos sexuales en el domicilio. Y la autopsia confirmó las sospechas.

Pero el testimonio más escalofriante de toda la investigación es la de este pequeño. Con sólo 10 años, el hermano mayor de Estefanía, podía ofrecer el testimonio más revelado, una pieza clave en la investigación. Él también habría sufrido malos tratos y agresiones por parte de su padrastro, según los psicólogos. Se bloquea cuando le preguntan por las supuestas agresiones sexuales, y rompe a llorar. Pero logra confesar que ambos recibían malos tratos tanto por parte de su madre como de su pareja.Sin embargo la versión de los acusados es bien distinta. Estefanía se había dado un golpe con la bicicleta el día anterior a su fallecimiento. Todos los informes periciales parecían concluyentes y reforzaban la teoría de que la pequeña había sido víctima de continuos malos tratos y falta de cuidados por parte de su madre y de su padrastro, así como de agresiones sexuales. Pero la defensa de los dos sospechosos ha conseguido introducir algunas sombras de duda sobre esa versión.

Fundamentalmente, los informes de tres especialistas que sostienen que los signos de malos tratos no son irrefutables, que los hematomas y lesiones son compatibles con golpes accidentales, y que el desgarro de la pequeña, es compatible con una caída en bicicleta.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.