ERA UN AMIGO DE LOS PADRES

ERA UN AMIGO DE LOS PADRES

Un niño de tres años dununcia los abusos a su hermana

La alerta de un niño de tres años ha conseguido que condenen al hombre que abusaba de su hermana, una niña de 11 años. Mostró a sus padres el móvil en el que estaban las fotos que probaban el abuso.

La astucia innata de un niño de sólo tres años ha terminado por enviar a la cárcel al hombre que abusaba de su hermana en Castellón. Víctor M. M., de 37 años, estuvo sometiendo a crueles vejaciones a la menor, de once, sin que los padres se dieran cuenta. Hasta que el hermano pequeño de la víctima se interpuso en el camino del agresor y con su testimonio lo envió a la cárcel.

Según la sentencia de la Audiencia Provincial de Castellón, que condena a siete años al procesado, el niño encontró el teléfono móvil de Víctor M., vio unas fotografías de su hermana desnuda e inmediatamente se lo contó a su madre, quien denunció los hechos a la policía. La historia del pequeño y su hermana acosada ocurrió entre junio y julio del pasado año. El ahora condenado aprovechó la relación de amistad que tenía con los padres de la menor, que entonces tenía once años, para pasar algunas noches en la urbanización del matrimonio.

Víctor había trabajado como camarero en el bar de la familia y nada hacía presagiar lo que estaba tramando. Según la sentencia, cierta noche el procesado entró en la habitación de la niña y con "ánimo de satisfacer su deseo libidinoso" le tomó 18 fotografías con su teléfono móvil. En las imágenes, la menor aparece "semidesnuda". Además, según el fallo de la Audiencia Provincial, en una de las fotos hay "un dedo perpendicular en mitad de las nalgas de la joven y en otras dos sitúa otro dedo sobre los genitales de la menor". En fechas similares, el condenado a siete años de prisión volvió a entrar en el cuarto de la niña, le subió la camiseta, le bajó las bragas y le introdujo al menos "un dedo en la vagina, lo que despertó a la menor". La víctima se levantó asustada y el agresor salió corriendo de la habitación. Pero la pequeña tampoco dijo nada en aquella ocasión "por miedo". Semanas después, el pequeño héroe de la familia se encontraba jugando con el teléfono móvil de Víctor M. cuando descubrió las fotografías. No se sabe qué fue lo que le movió a salir corriendo en busca de su madre, pero lo cierto es que, tal como queda constancia en la sentencia, el pequeño gritó: "Mamá, tetas, culo". La insistencia del pequeño alertó a la madre, que cogió el teléfono y comprobó horrorizada la existencia de las fotografías. Minutos después, la mujer pedía explicaciones al acusado, que huyó del domicilio y borró los fotogramas, según consta en la sentencia.

El grupo de Investigación Tecnológica de la Policía Judicial de la comisaría de Castelló se encargaría después de recuperarlas e incorporarlas a la causa. La familia denunció los hechos de inmediato y el agresor fue detenido. De las 117 imágenes guardadas en el teléfono móvil, en 18 aparece la niña semidesnuda en la cama.

El procesado declaró en el juicio que fueron los padres de la joven quienes hicieron las fotografías para hacerle chantaje después, pero esta versión no fue creída ni aceptada por el tribunal. Finalmente irá a la cárcel gracias a sinceridad de un niño de 3 años con la que no contaba.

En Espejo Público hablamos con los padres de este niño y nos cuentan cómo pasó todo.

 

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.