Así actuaba el presunto asesino de Cuenca

Así actuaba el presunto asesino de Cuenca

Morate: "Esto se tiene que arreglar o por las buenas o por las malas"

Sergio Morate no acepta ser rechazado por ninguna mujer. "Esto se tiene que arreglar o por las buenas o por las malas. Te voy a joder la vida como sea. Si tengo que llamar a una gitana que se llama L. para que te pegue, lo haré". Su primera víctima relató su calvario tras dejarle. Entonces Morate fue detenido y condenado.

"Esto se tiene que arreglar o por las buenas o por las malas. Te voy a joder la vida como sea. Si tengo que llamar a una gitana que se llama L. para que te pegue, lo haré". Así actúa Sergio Morate cuando se siente rechazado. Es una llamada real que realiza a una mujer. Su ex novia. Su primera víctima. La joven a la que amenazó y retuvo hace 7 años tras romper la relación. El final de una noviazgo de 4 años que Sergio se negaba a aceptar. La primera sentencia que condena a quien está acusado ahora de los crímenes de Laura y Marina, una joven que también le dejó. La sentencia, a la que ha tenido acceso en exclusiva Espejo Público, recoge un relato de los hechos probados demoledores.

Todo sucede el 27 de abril de 2008. Sergio llama a su ex novia para pedirle que se acerque al domiclio de sus padres para hablar con ella, la casa que sus progenitores tienen en Palomera. Muy cerca de donde se hallaron los cadáveres de Laura y Marina. La joven accede. Una vez allí comienza la pesadilla. Sergio cierra la puerta con llave y le quita y esconde su teléfono móvil. Llega incluso a romper los pomos de la puerta. La deja incomunicada. "Mis padres no vuelven hasta las doce. Tengo todo el tiempo del mundo. Los teléfonos están desconectados. No intentes salir ni pedir auxilio porque no hay nadie".

Sergio lo había planeado todo, así se lo reconoce a su ex novia. Y la amenaza: Va a fotografiarla desnuda. Si no vuelve con él, distribuirá las fotografrías por toda Cuenca a través de internet. Llega incluso a arrancarle la ropa a tirones. La mantiene retenida y desnuda, a su merced, durante casi dos horas. Por todo esto Sergio Morate es condenado a 3 años y dos meses por dos delitos. Uno de amenazas y otro de detención ilegal. Una sentencia bastante benévola. Sergio no tuvo si quiera que enfrentarse a un juicio porque reconoció las penas solcitidadas por el Minsterio Fiscal

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.