LOS TIEMPOS DE BRETÓN NO CUADRAN

LOS TIEMPOS DE BRETÓN NO CUADRAN

El juez del caso de los niños de Córdoba no cree la versión de José Bretón

Al juez Rodríguez Laín que instruye el caso de los niños desaparecidos de Córdoba, le sobran 15 segundos entre los tiempos que da José Bretón del día 8 de octubre y los que él toma cuando reconstruyen los hechos.

Durante la reconstrucción de los hechos que el juez llevó a cabo en el Parque Cruz Conde, los tiempos que facilitó José Bretón no cuadran. El reloj comienza a contar desde la calle Pintor Espinosa, donde Bretón aparcó el coche. Sin contar el tiempo que emplea en sacar a los niños del vehículo, contabilizan 7 minutos y 48 segundos hasta que llegan al lugar en que supuestamente los perdió. El juez cree que esta es la primera mentira de Bretón, porque es imposible físicamente hacer ese trayecto en tan poco tiempo y con dos niños pequeños.

En lo que busca a sus hijos, y pide ayuda a su hermano, el reloj de Rodríguez Laín llega a los 10 minutos y 17 segundos. Catorce segundos más que lo que marcan las llamadas del teléfono móvil de José Bretón, desde que avisa a su hermano Rafael de que ha llegado al parque, hasta que le confiesa haber perdido a los niños. Sea cual sea la cifra, al juez le parece escasa. Cree Bretón llamó a su hermano antes de haber perdido a los niños.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.