QUERÍA PARECER UNA VÍCTIMA ANTE SU MUJER

QUERÍA PARECER UNA VÍCTIMA ANTE SU MUJER

José Bretón engordó casi 3 kilos durante su huelga de hambre

José Bretón emprendió, cuando todavía no se sabía el paradero de sus hijos, una huelga de hambre en prisión. Los resultados del informe penitenciario desvelan que durante los 11 supuestos días de huelga, engordó 2,5 kilos.

El 21 de diciembre de 2011 José Bretón protesta en prisión porque no le dejan ver la televisión ni tampoco leer diarios deportivos. Inicia entonces una encubierta huelga de hambre. En la carcel de Alcolea le comunican el protocolo a seguir. Su peso queda registrado en 56,5 kilos al inicio de la protesta.

En el parte médico del centro destacan que los motivos de la protesta de Bretón son judiciales, pero, según los internos, el padre de los pequeños Ruth y José protesta porque está a punto de recibir la visita de su mujer y quiere que le vea más delgado, más demacrado, dar imagen de víctima.

El día 28, tras 6 días supuestamente en ayuno, Ruth acude a prisión. 50 minutos que no sirven para nada. Finalmente, y con el apoyo de su abogado, Bretón termina la protesta. Los médicos de la prisión rellenan entonces un informe en el que se detalla que Bretón ha engordado 2,5 tras 11 días de huelga de hambre.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.