CRIMEN DE ARRIATE

CRIMEN DE ARRIATE

La investigación apunta a varios implicados en la muerte de María Esther

La Guardia Civil apunta nuevas pistas en la investigación por la muerte de María Esther, la niña de 13 años asesinada en el pueblo malagueño de Arriate.

Los investigadores apuntan a que pudo haber inductores, autores materiales y encubridores en el crimen de María Esther. Hay diferentes grados de participación en el crimen, pero la Guardia Civil trabaja con la idea de que varias personas participaron en la muerte de la pequeña.

La Benemérita se apoya en varias pruebas destacadas, Sin duda, la más importante son los restos genéticos que se encontraron en la mano de la víctima que intentó defenderse. Esos restos habrían delatado, al menos, a una persona. Según los analisis de ADN, podría haber ya una identificación positiva en la localidad.

La escena del crimen también ha dado numerosas informaciones a los investigadores. La pequeña María Esther se encontraba sentada, colocada junto a la puerta de la caseta, lo que hace sospechar a los agentes que fue trasladada allí y "manipulada" por alguien. La  última de las pistas que sigue la Guaria Civil es que la pequeña llegó allí con alguien conocido, pues colgó el abrigo y el gorro en un saliente de la caseta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.