Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

DE LUNES A VIERNES DE 9:00 A 12:15

Los mejores vídeos
NIÑOS ROBADOS

Incidentes, tensión y amenazas en el juicio contra Sor María por el supuesto robo de bebés

Abril de 2011. Sor María sale de los juzgados de Plaza Castilla tras verse la cara con el juez, Adolfo Carreterero. Es la primera religiosa que se sienta en un banquillo por estar presuntamente implicada en una trama de robos de bebés en hospitales madrileños en la década de los 80. A su salida, le espera una nube de periodistas.

La historia judicial de Sor María ver el video

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 20/09/2012 a las 11:07 horas

Sor Maria, escoltada por la policía y acompañada por otra religiosa de su congregación, intenta esquivarlos. No hace ni una sóla declaración. Tampoco ante el juez, acogiéndose a su derecho a no declarar. En su defecto, su abogado, emite un comunicado en el que la religiosa dice textualmente, " me repugna en los mas hondo de mis ser, considero inadmisible e injustificable en ninguna circunstancia y jamas he tenido conocimiento de la separacion de un recién nacido de su madre biológica, realizada bajo coacciones y amenazas".

A Sor Maria Gómez Valbuena se le imputan delitos de detención ilegal y falsedad de documento público por el caso de Maria Luisa Torres, la mujer que dió a luz a una niña, en 1982 en la clinica de Santa Cristina de Madrid y que aseguró le fue arrebatada por ser madre soltera. Madre e hija se reencontraron después de 30 años en un plató de televisión de Antena 3.

Sor María sufre un ataque de ansiedad, la religiosa hasta ese momento había negado cualquier implicación en los hechos. "No me acuerdo de nada, ha pasado tanto tiempo", han sido sus únicas palabras.

Se acaba de reanudar el caso. Fue el turno para dos de los médicos impiutados ,el doctor Zamarriego, director de la casa de salud de Santa Cristina y  el doctor Villa, jefe de Neonatología del centro. Los dos defendieron su inocencia. Madres de bebés supuestamente robados, aguardaron su salida y se vivieron momentos de tensión en los que los doctores Villa y Samarriego protagonizaron sendas salidas de tono.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana