EN UNA DE LAS ZONAS MÁS EXCLUSIVAS DE MADRID

EN UNA DE LAS ZONAS MÁS EXCLUSIVAS DE MADRID

Imágenes del interior del chalet donde el pequeño Nicolás hacía sus fiestas

Entre semana acudía a actos con los representates políticos y se relacionaba con las altas esferas del país, pero los fines de semana Francisco Nicolás se "desmelenaba" como cualquier joven de su edad. La diferencia es que él lo hacía en un chalet de 700 metros cuadrados, ubicado en una de las zonas más exlusivas de la capital, en el corazón de Madrid pero alejado del bullicio.

Tres plantas, piscina y jardín, lugar preferido para sus fiestas, a las que, según cuentan sus vecinos, asistian unas 10 personas, chicos y chicas de su misma edad y a la que a buen seguro no faltaría su buena amiga Isabel quien siempre lo ha defendido. Anfitrión, inmejorable, a juzgar por las imágenes que en exclusiva ofrece Espejo Público, donde la  variedad de bebidas que ofrecía a sus invitados, era más que evidente. Cuentan que tenía hasta un supuesto "jefe de seguridad", un hombre de unos 40 años y que llegó a organizar dos macrofiestas que molestaron mucho a los vecinos, a quienes Nicolas pasó a pedir perdón al día siguiente, casa por casa. Su educación y buenos modales sorprendieron a todos.

Una casa sin signos de habitabilidad, pero de la que Nicolas tenía las llaves. Con una discreta puerta trasera por donde, al parecer, entraban y salían sus invitados. Con ligeros estores para impedir que ninguna imagen de lo que pasaba en sus fiestas, trascendiera y sobre todo, seguridad. Verjas en las ventanas de la primera planta y cámaras de seguridad en toda la estancia, incluido el jardín y la entrada. Nicolas lo tenia todo controlado.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.