SE DEBE A UNA DIRECTIVA EUROPEA

SE DEBE A UNA DIRECTIVA EUROPEA

Huevos más caros ... gallinas más felices

El precio de los huevos ha subido un 43 por ciento. Es una mala noticia para muchos, pero buena para las gallinas, porque detrás de ese elevado aumento de precios hay una directiva europea.

Usted, y nosotros, tendremos que pagar un 43 por ciento más por los bollos que se compren en una pastelería, o por la tortilla de patatas que se coma en un restaurante. Desde Bruselas se han propuesto "luchar" contra el maltrato animal, especialmente el que "sufren" las gallinas, por ello han aprobado una directiva europea que obliga a ampliar el tamaño de las jaulas de las gallinas para que no haya "maltrato animal", una medida que en muchos casos supone un coste inasumible.

Hasta ahora cada gallina contaba con un espacio de 550 centímetros cúbicos dentro de las jaulas, pero Bruselas obliga ahora a que dispongan de hasta 750 centimetros. Eso en la práctica supone cambiar de arriba a abajo las granjas. "Hemos tenido que cambiar de arriba a abajo toda la granja, solo se mantienen igual la estructura del edificio", asegura una ganadera.

Algunas granjas no han podido asumir el coste y han cerrado. Otras han tenido que desembolsar hasta 600 millones de euros. Eso en la práctica supone menos huevos y más caros. Pero no todo son malas noticias, cuando se coma un huevo frito, al menos piense que la gallina que lo ha puesto ahora es más feliz.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.