NUMEROSAS CONTRADICCIONES ENTRE LOS IMPLICADOS

NUMEROSAS CONTRADICCIONES ENTRE LOS IMPLICADOS

La Guardia Civil reconstruye al detalle el accidente de Castuera donde murieron 5 niños

Un accidente similar al de Murcia se produjo en Badajoz, allí murieron 5 niños. La tragedia ha sido reconstruida por la Guardia Civil y aporta datos muy reveladores sobre de quién fue la responsabilidad del accidente.

El jueves 8 de mayo de 2014 a las 9 y 22 minutos de la tarde un minibús recorre la carretera que une las localidades pacenses de Castuera y Puerto Hurraco, en concreto la BA-051. En el bus viaja el equipo de futbol sala infantil de Monterrubio de la Serena que regresa a casa tras jugar un partido en Castuera. A esa hora el minibús circula por una recta. La velocidad máxima en esta carretera es de 70 kilómetros por hora. A unos metros del vehiculo, pero ya dentro de su campo de visión, una retroexcavadora avanza en el mismo sentido a muy baja velocidad. El autobús sobrepasa los 80 kilómetros por hora y sigue acelerando. En este momento, el conductor del minibús inicia la maniobra de adelantamiento. 82 kilómetros por hora y subiendo. A esa hora estaba anocheciendo pero los vehículos circulan por una recta con buena visibilidad.

A la altura del kilómetro 3,500 la retroexcavadora inicia un giro a la izquierda para incorporarse a un camino vecinal. En ese momento, el minibus circula a una velocidad de 84 kilómetros por hora. El frenazo no fue suficiente y el impacto brutal. El bus y el vehículo agrícola recorren pegados unos metros hasta que finalmente el autobús vuelca y queda tumbado del costado izquierdo en el arcén y en sentido contrario a la marcha. Como consecuencia de la colisión, 5 niños de entre 10 y 15 años fallecen en el acto, otras trece personas, diez de ellas también menores, resultan heridas, entre ellos el conductor del minibús que sufre rotura de cadera. A pesar del impacto el conductor de la retroexcavadora resulta ileso.

Pero, ¿Quién es el responsable de la tragedia? El conductor de la retroexcavadora, culpa al del autobús y a la inversa. Lo cierto es que  el informe de la Guardia Civil determina que el minibus inicia el adelantamiento habiendo sobrepasado la línea continua bastantes metros atrás, no como asegura el conductor que dijo en sede judicial que iba a unos 40-50 kilómertros por hora detrás del vehículo especial antes de adelantar, llegando incluso a aminorar su marcha. Según los investigadores, la invasión del carril contrario se produce con mucha distancia entre vehículos. Por tanto nunca se situó detrás del la retro excavadora hasta que desapareciese la línea continua ni aminoró su marcha.

Por su parte, el conductor de la retroexcavadora e imputado por la jueza había dado positivo en el análisis de alcohol y drogas admitió que no miró antes de girar, una grave infracción. Ambos pues, fueron los responsables de la tragedia.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.