SEGÚN LA REVISTA VANITY FAIR

SEGÚN LA REVISTA VANITY FAIR

La fortuna de Arantxa Sánchez Vicario rondaría los 30 millones de euros

La revista Vanity Fair desvela lo que Arantxa Sánchez Vicario no cuenta, un patrimonio de 30 millones de euros y un marido bajo sospecha. La tenista acusa a su familia de controlar sus bienes y gastarse 45 millones de euros.

Fuentes de la revista Vanity Fair, afirman que la fortuna de Arantxa Sánchez Vicario a 30 millones, 18 en inmuebles, entre ellos su lujoso chalet en Esplugas además de pisos y locales, y otros 10 millones más en Suiza y Andorra. Josep Santacana sigue siendo, para la familia, sospechoso de manipular a la tenista y de orquestar el escándalo. El marido de Arantxa nunca perdonó a sus suegros la investigación a la que fue sometido meses antes de la boda. El informe trazaba un perfil espeluznante, según lo describen desde el entorno familiar. Le descubrieron deudas con la Seguridad Social, socios a los que había estafado y malas compañías. La brecha estaba abierta.

Los Sánchez Vicario pidieron separación de bienes y capitulación matrimonial de renuncias y a las que accedió una vez casado, según consta en el Registro Civil, aunque la familia cree que esa firma puede ser solo una estrategia. La guerra comenzó un año después. Arancha demandó a sus padres para echarlos de casa y Santacana anunció que querían cobrar a sus suegros 3.000 euros al mes de alquiler. Finalmente tuvo lugar una "transición ordenada" en la que los padres renunciaron a sus poderes y a cambio derecho de uso y habitación de las dos casas sin pagar alquiler.

Respcto a la fortuna de la tenista, un amigo de la familia afirma: "Los padres aseguran que los 45 millones a los que alude Atantxa no existen y que ella o la persona que la asesora tiene una percepción  falsa de la realidad".  La cifra real de sus ganancias ascendería, según una fuente cercana a Arantxa, a 15 millones de euros, un tercio de lo que reclama. Según la misma fuente, el padre de Arantxa cometió errores. De hecho perdió dos millones de euros en la estafa de Madoff, pero nunca le robó nada.

Un amigo de Santacana afirma: "el dinero es común, de los dos como matrimonio que son. Pero Arantxa también decide, no es un cero a la izda".  Algunos acreedores definen así a Santacana, "solo le preocupaba mantener su tren de vida y sacaba el dinero de donde fuese para hacerlo". Alguien muy cercano a la familia Sánchez Vicario lanza su hipótesis sobre el objetivo de este escándalo, "Arantxa fuera de las pistas no tiene la misma cabeza que tenía dentro, cuando competía y todo esto podría ser solo un montaje para hacer creer al Banco de Luxemburgo que no tiene dinero y no puede devolver los 4 millones que le reclama"

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.