TRABAJABA EN ESPAÑA, ITALIA Y CHINA

TRABAJABA EN ESPAÑA, ITALIA Y CHINA

La extensa red mafiosa de Gao Ping funcionaba como un reloj

Gao Ping es la cabeza visible de la mafia china en nuestro país, pero hay mucha más gente implicada. Operaban principalmente en tres países: en España, China e Italia. Cada uno de estos países liderado por una familia china pero relacionadas entre sí

La principal, la familia Ping, liderada por el cabecilla de todo el entramado, Gao Ping, recaudaba el dinero en nuestro país e iba destinado a China, concretamente a las cuentas bancarias del padre y la hermana de Gao. Ellos eran los destinatarios de todo el dinero que salía de España. Pero Gao Ping tenía en España sus colaboradores.
Qiaoya, su secretaria, es la que le llevaba toda la contabilidad de sus negocios. Wei Lun, su mano derecha, el consejero de la trama y el testaferro de Gao. Haibo era el hombre al que acudir cuando necesitaba usar la violencia, para intimar a sus deudores.

Pero Gao Ping también se relacionaba con españoles y muchos poderosos. Entre sus contactos, José Borrás, concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Fuenlabrada, con el que tenía una estrecha relación, ambos se beneficiaban mutuamente. Lo mismo pasa con Miguel Ángel Pérez Gordo, inspector de la Policía. Según la investigación, le agilizaría trámites de extranjería a cambio de recompensas. Y uno de sus contactos chinos en España es: Yong Ping. Gao le "colocó" como Presidente de la Asociación de Bazares Chinos en España. Está relacionado con las personas más influyentes del país.

Además, Gao Ping trabajaba con Rafael Pallardó, cuñado de Nacho Vidal y razón por la que el actor fue detenido en la operación. La función de Pallardó era planificar, desarrollar y materializar el envío de dinero a China. de varias maneras. En coche, el propio Rafael cruza la frontera hasta Andorra. Allí realiza trasferencias desde un banco, con el que tiene un acuerdo establecido, obteniendo beneficios. Utiliza sus empresas en paraísos fiscales para enviar el dinero a China. Por otro lado, Pallardó entregaba el dinero a un tercero de confianza para que haga esos trámites.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.