Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
HAN PERDIDO LOS AHORROS DE TODA LA VIDA

Engañados por su banco

Les prometieron una inversión segura con garantías y alta rentabilidad para su dinero, pero no era cierto, lo que firmaron las 700.000 personas afectadas fue la compra de participaciones preferentes, es decir, un producto de inversión financiera de alto riesgo y muy complejo.

Engañados por su banco ver el video

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 17/07/2012 a las 10:58 horas

En su ignorancia los clientes creían estar contratando un depósito a plazo fijo y que podrían acceder a su dinero cuando quisieran, en realidad se trataba de una deuda a 50 años en algunos casos y en otros a perpetuidad. Sin embargo, se puede vender al precio que diga su cotización y si hay compradores, algo que en época de crisis, escasea.

De momento los afectados han perdido los ahorros de toda su vida, la mayoría son jubilados con poca cualificación que no leyeron el contrato, algunos ni sabían hacerlo, que confiaron en su banco de siempre. Hay papeles firmados por menores de edad, enfermos con demencia senil y analfabetos que pusieron su huella dactilar.

55 entidades financieras vendieron estas participaciones a pequeños ahorradores y el pasado jueves ocurrió algo excepcional, los nuevos directivos de Nova Galicia, pidieron disculpas por las malas prácticas realizadas anteriormente y concretamente por el tema de las 'preferentes'. Unas disculpas que no suponen la devolución del dinero, como solución y para cumplir la nueva normativa, algunos bancos ofrecen a sus clientes  que canjeen las preferentes por acciones o por bonos convertibles, lo que no es, ni mucho menos, la garantía de que van a recuperar el 100% de su dinero.

La reciente victoria judicial de un afectado gallego ha dado esperanzas a mucho de estos ahorradores. Mientras los bancos mueven ficha a los ahorradores les quedan los tribunales.

 

Compartir en:
PUBLICIDAD

Espejo Público

Cerrar ventana
Cerrar ventana