TIROTEO EN EL CLAN CORTÉS

TIROTEO EN EL CLAN CORTÉS

El cuñado de Juan José Cortés se autoinculpa de los disparos en el tiroteo

Hace unas horas se ha celebrado el juicio a la familia Cortés por verse implicada en un tiroteo. Vicente Jiménez, uno de los miembrs de los Cortés se ha responsabilizado de los disparos y el denunciante, ha retirado las acusaciones.

Juan José Cortés se mostraba seguro de su inocencia a la entrada de la Audiencia provincial de Huelva. El padre de Mariluz ha admitido tener una discusión con su tío pero nunca llegar a las manos. Juan José Cortés, emocionado en algunos momentos del juicio, ha asegurado que aquel día se encontraba en Sevilla grabando un programa de televisión y que, cuando llegó a Huelva, se reunió con su padre. Por la noche, éste lo despertó para decirle que a su hermano Valentín lo habían detenido por un problem a con su DNI. Según él, su detención se produce cuando va a ayudar a su hermano a comisaría. es el mismo testimonio que mantiene el abuelo de la pequeña Mariluz, Juan Cortés.
Dentro de la sala el abuelo ha destacado que, si hubiese sabido que su cuñado y su hijo habían discutido, él mmismo hubiese puesto fin a la pelea dando "dos guantazos a su cuñado" al que quiere como a un hijo, según sus propias palabras. Antonio Fernández resultó herido y denunció los hechos. Más tarde retiró la denuncia, aunque ante el juzgado de instrucción sí reconoció a todos los acusados, precisando que iban armados con escopetas y que Juan José Cortés llevaba una garrafa.

Ayer, en el juicio, Fernández, titubeante y nervioso lo negó y atribuyó esa declaración al estado de shock en el que se encontraba. Tampoco su hermano, José Fernández, el otro objetivo de los disparos y ninguno de los famniliares que le acompañaron admitieron lo que contaron a la policía. Se han retractado asegurando que la oscuridad de la noche les impidió ver quiénes portaban las armas.

Sentados en el banquillo también estaban Diego y Valentín. Los dos hermanos de Juan José Cortés. Ambos fueron señalalados por sus familiares como los autores, pero ayer lo negaron todo. Diego aseguró estar en un pueblo de Huelva esa noche y ser detenido nada más acudir a comisaría. Valentín niega conocer la discusión y admite que es detenido pero a la entrada al barrio y por un problema con su DNI. El único que ha admitido haber disparado contra la vivienda de los Fernández es Vicente, cuñado de Juan José Cortés. Cuando se entera dice que se está mancillando la memoria de la pequeña Mariluz, decide coger la escopeta y disparar pensando que la casa está vacía. Antes de comenzar el juicio la madre de Valentín aseguraba que su hijo era una cabeza de turco.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.