PERICO FERNÁNDEZ, CAMPEÓN DEL MUNDO DE BOXEO

PERICO FERNÁNDEZ, CAMPEÓN DEL MUNDO DE BOXEO

"Me los comía a todos, ahora ya no me como a ninguno"

Sus combates valían millones, se convirtió en el estandarte de una época. Ahora Perico fernández no tiene donde dormir y vive de la caridad y a solidaridad de los demás

Han pasado 37 años desde el día en que le cambió la vida, el día en que se convirtió en campeón del mundo de boxeo de los pesos superligeros. Perico Fernández dejó el anonimato del orfanato para ser mundialmente conocido. Con solo 20 años, Perico pensó que el mundo era suyo, "me los comía a todos, ahora ya no me como a ninguno", dice. Sus combates valían millones, un dinero que fue desapareciendo según su nombre iba cayendo en el olvido. "Lo tenía todo, todo. Pero mira cómo cambian las cosas".

Su afición es la pintura y vive de lo que saca por la venta de sus cuadros. Pero Perico Fernández no tiene dónde dormir, lo hace en el club de alterne que regenta un amigo. "Cuando eres campeón, todos son tus amigos, pero cuando dejan de serlo ... ¿dónde están esos amigos?".

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.