UNA BUENA IDEA

UNA BUENA IDEA

Una buena idea: plástico ecológico para pistas de hielo

Una idea es suficiente para triunfar. Es el caso de Adrián Ortiz y Álvaro Falcón quienes han logrado convertir una idea genial en un negocio de éxito. ¿Su secreto?, el plástico artifical.

Cuando Adrián Ortiz y su amigo Álvaro Falcón visitaban una feria en Cánada descubrieron el "plástico artificial". Negociaron con la empresa fabricante y lograron traerse su distribución a España y Portugal. No contentos con ello, fueron más.

Se dirigieron al CSIC y pidieron a los científicos que les ayudaran a montar pistas de patinaje artificiales. "Le propusimos al fabricante una serie de mejoras en su producto y no nos hicieron caso, por lo que decidimos cambiar el producto por nuestra cuenta". Hoy la empresa de Adrián espera facturar más de 3 millones dee uros y ha vendido su superficie a lugares como Disneyland Paris o rascacielos de Chicago y Japón.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.