SE ENCUENTRA SEMIABANDONADA

SE ENCUENTRA SEMIABANDONADA

Asaltan las Quemadillas, la finca de la familia de José Bretón

La finca de la familia Bretón, la finca de Las Quemadillas, ha sido asaltada. El lugar, presuntamente escenario del crimen de los pequeños Ruth y José, se encuentra casi abandonada y hace mucho tiempo que ningún Bretón acude a comprobar cómo está.

La finca de las Quemadillas se encuentra en estado de semiabandono. El terreno que en otro tiempo fuera el lugar favorito de los Bretón hace mucho que no recibe la visita de ningún miembro de la familia. Los naranjos se encuentran rodeados de maleza y toda la producción que antes se sacaba de aquí ha quedado olvidada. Tal es el estado de abandono del lugar que, cuando la policía avisó a Catalina Bretón de que la puerta de la finca se encontraba abierta, ela nisiquiera acudió a cerrarla sino que avisó a sus padres para que estos a su vez avisaran a una tercera persona sin relación con la familia para que procediera a cerrar la puerta. Tampoco han interpuesto ninguna denuncia los Bretón por el asalto de la finca.

La pregunta clave es, ¿quién o quiénes han podido estar interesados en entrar en la parcela, cuando sólo faltan días para el juicio contra José Bretón por malos tratos? ¿Han sido contaminados alguno de los puntos clave para la investigación?. Tras esta puerta, ahora forzada, se encuentra la hoguera donde se hallaron los restos óseos que los informes forenses revelaron pertenecían a dos menores de las mismas edades que los pequeños desaparecidos.

Además, dentro de la finca también está la casa chica, el lugar donde estuvo viviendo durante un tiempo José Bretón junto a su mujer y sus hijos. Una casa que ya fue inspeccionada al detalle durante los registros de la parcela. Una parcela de unos 6 mil metros cuadrados en donde, por cierto, Ruth Ortiz, la madre de los niños, llegó a señalar al juez hasta 6 zonas distintas que creía habían podido ser modificadas. Zonas a las que los ladrones ahora han tenido acceso, como por ejemplo la plantación de naranjos por donde el georradar estuvo buscando posibles movimientos de tierra.

Así, este robo dentro de la finca ha podido poner en peligro la investigación. Supone la posibilidad de que haya sido contaminada la escena del crimen o de que hayan sustraído objetos claves para descubrir qué les ocurrió realmente a los pequeños Ruth y José.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.