A los hermanos Muñoz no les gusta los cambios

A los hermanos Muñoz no les gusta los cambios

A los hermanos Muñoz no les gusta los cambios

A los hermanos Estopa no les gustan los cambios. Después de un gran número de actuaciones, el Palau Sant Jordi les sigue impresionando, conservan sus amigos del mismo edificio donde vivían y lo más importante, permanece entre ellos la actitud con la que empezaron.
A los hermanos Estopa no les gustan los cambios. Después de un gran número de actuaciones, el Palau Sant Jordi les sigue impresionando, conservan sus amigos del mismo edificio donde vivían y lo más importante, permanece entre ellos la actitud con la que empezaron.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.