Decogarden I Mejores Momentos

Decogarden I Mejores Momentos

Cómo convertir una salita en salón

Hoy en Decogarden, con sólo tirar un tabique y con una combinación idónea de colores, convertimos una salita en un armonioso salón con materiales de última generación y económicos. Fácil, asequible y sencillo de hacer.

 

Tirando un tabique divisorio, hemos conseguido de una habitación que antes tenía 9m2, una habitación de 25m2. Lo primero que hemos hecho ha sido elegir la combinación de colores para el salón, un beige y gris oscuro elegante. Unificamos la estancia  que tenía dos tipos de suelo, solucionando el desnivel que encontramos con tablones de DM y recubierto con pavimento vinílico. Se trata de una instalación instantánea, económica y sencilla.

El diseño claro del salón aporta luz y una mayor sensación de amplitud  visual.

En el techo nos hemos encontrado  con otro desnivel tras el derribo, que hemos solucionado con una viga de imitación color metalizado para integrarla. También hemos pintado de blanco las puertas y zócalos. Muebles versátiles, como una chaisse long y una mesa de comedor en óvalo y sillas de color blanco y negro, presiden el salón. Utilizando los mismos tonos para toda la habitación hemos creado un ambiente armónico e innovador. Hemos personalizado los estores escogiendo un material de última generación con un motivo que se integra con la decoración. Para rematar los cuadros insinuantes y una maceta tamaño XL Decogarden crea tu salón más innovador.

Los mas vistos

Amstel Oro

El Pelotari y La Fallera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.