MARÍA SEGUÍ COMUNICA LAS LÍNEAS DE ACTUACIÓN DE TRÁFICO

La DGT confirma los cambios en los límites de velocidad y la ubicación de los radares

La directora general de Tráfico, María Seguí ha dado cuenta de las líneas maestras de su departamento en el Congreso. Seguí se ha mostrado preocupada porque los nuevos peajes puedan incrementar los accidentes en las carreteras convencionales en las que ha confirmado que se reducirá el límite de velocidad de 100 a 90 km/h. Además ha hablado sobre la ubicación de radares inoperativos, éstos no se colocarán en tramos peligrosos.

María Seguí en el Congreso de los Diputados María Seguí en el Congreso de los Diputados | Foto: EFE

Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 25/06/2012 a las 18:05 horas

Así  se ha pronunciado Seguí en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados en la que ha dado cuenta de las líneas maestras de su departamento.

Posible aumento de accidentes debido a los nuevos peajes
La directora de Tráfico ha mostrado su disposición a participar "activamente" en el debate abierto sobre los nuevos peajes, aunque ha advertido del peligro de que una medida de este tipo aumente la circulación de vehículos de las carreteras secundarias, las más peligrosas y en las que se concentran un 80% de las víctimas mortales.

Sí a la velocidad variable y a 90 km/h en carreteras convencionales
Asimismo, Seguí ha confirmado el anuncio del Ministerio del Interior de rebajar el límite de velocidad en las carreteras convencionales de 100 a 90 kilómetros por hora, así como la puesta en marcha de un límite variable en autopistas y autovías.

En cualquier caso, cualquier incremento de la velocidad máxima en las vías de alta capacidad estará condicionado por los costes ambientales, el descenso continuado de la siniestralidad y las condiciones climatológicas específicas del tramo afectado. Además, un posible aumento de la velocidad máxima solo afectará a vehículos ligeros, excluyendo al transporte público y de mercancías.

El nuevo Reglamento General de Circulación que prepara la DGT contemplará también una reducción de los límites de velocidad en determinadas zonas urbanas.

Ubicación de los radares inoperativos
Sobre los controles de velocidad, María Seguí ha anunciado que Tráfico está ya trabajando para volver a poner en funcionamiento los 350 radares que están inoperativos por falta de mantenimiento, de los más de 700 que hay instalados en las carreteras. "La intención es optimizar el uso de los radares allá donde la velocidad superior al limite es incuestionablemente un factor de riesgo en la siniestralidad", ha subrayado.

En este sentido, ha indicado que solo el 20% de los accidentes mortales se producen en los llamados "puntos negros" por lo que ha defendido su ubicación en otros tramos como una herramienta para reducir la velocidad media en el conjunto de la vía y homogeneizar el flujo de tráfico.

 

Compartir en: